Una parte de un día..

La mirada perdida en las vías del tren… la música inundando sus pensamientos, y miles de caras ante mí… desde una esquina observo, a veces, me sorprende que no me fijo en las personas, otras, que observo detenidamente a una… descubro que una chavala habla por el móvil con la cabeza apoyada en el cristal y ojeras; que una mujer al fondo parece una vaca masticando chicle y tan temprano… que la chica de al lado con un pelo que parece una peluca negro plástico, lleva tanto maquillaje que no querría descubrir qué hay debajo… que la pareja de ancianos de enfrente tienen el secreto de seguir sonriendo a su edad, que tres chavales entran creyéndose los reyes del mundo y realmente son aprendices de peones… y me observan al bajar… que el guarda de seguridad de la estación intenta ligar con la que reparte los periódicos, y que esta y su amiga sólo quieren quitarse todos los periódicos de encima para marcharse… hoy en Sevilla ha diluviado, y las dos chavalas estaban empapadas… que una mujer sin paraguas miraba por la puerta de la estación la lluvia caer, y parecía preocupada; que dos chiquillas esperaban que el diluvio parara sentadas en un banco, me miran, porque me pongo la capucha, pero no me atrevo a salir…

De repente mientras la lluvia apretaba, el agua de las alcantarillas de la estación revientan, tengo que elegir salir a la lluvia o inundarme en agua pestilente… las chicas del banco se van, la muchacha que miraba por la ventana desaparece, y todo el mundo que esperaba se van… yo aguanto un poco más… como siempre no llevaba paraguas… me mojo, hasta resguardarme… descanso y me vuelvo a mojar… al final me tengo que montar en un autobús para llevar a la facultad y a la entrada mis pies se inundan en un charco y se me llena todo de agua, hasta los pensamientos…

Son muchas caras las que observo a diario, pero con pocos hablo… son muchas vidas las que observo pero ninguna cambio…

Mode: Ahogado
Escuchando: No recuerdo porque lo escribí ayer…

Luna llena… LoBo aulla.

Un día escribiré una carta que empezara así… como la que aquí voy a comenzar a escribir… siento deciros que decidí irme, no física pero sí psíquicamente de aquí… volé y desaparecí… me harté de escribir la mierda que había dentro de mí, y decidí dedicarme a comerme mi mierda para sucumbir antes, y morir desesperado… me volví vegetal para los demás, pero efectivo contra mí… yo era lo más dañino para mí, hasta que conseguí hacerme ver las cosas tan negras que me tuve que rendir… y me reí, porque no me supe aguantar… porque perdí todo lo que siempre comencé a amar… y estaba cansado de llorar, de nunca alcanzar la paz que siempre ven los demás… yo sólo siento tristeza, cuando los demás ven mi sonrisa forzada… mi tranquilidad es fruto de no poder cambiar nada… ¿qué importa que no me sienta en casa? ¿qué importa que no sepa conversar y mantener una amistad? ¿qué importa que me encierre poco a poco y no sepa valorarme? ¿qué importa que piense en el mundo entero antes de ver que de mi mano cae sangre y que me duele el pecho? ¿qué sentido tiene todo cuando yo no se lo veo? Juego a intentar ver las cosas de colores cuando siempre son de tonos grises, me imagino que vendrán momentos buenos y me aferro a ellos, pero llega un momento en que cada vez los golpes son más severos, y tu cuerpo está débil… tu interior se está muriendo, y va perdiendo las ilusiones por momentos.

¿Por qué? La respuesta será porque sí. Y ustedes me dirán que son muchos los que me leen a diario, y muchos a los que les gusta mi mierda… soy una persona depresiva que se aferra a conversar con un ordenador para no tener que hacerlo con una persona, que aún cree en el amor de verdad y que ha perdido sus ilusiones cada vez que se ha (des)enamorado… soy asocial, mezquino, indoloro, egoísta (si lo desean), e incluso un imbécil… pero cuando tengo ilusiones puedo ser perfecto, cuando se mueren, yo muero, y no me importa nadie, ni nada… me falta el aliento y estoy cansado de apoyarme en la pared para no perder la compostura… crees que escribo esto por vosotros, pero lo cierto es que si fuera por vosotros jamás hubiera continuado… escribo para presumir de mi blog (no te jode, y recibo correos a montones de un tal spam), por eso no lo conoce ni dios que me conoce… sólo unos pocos privilegiados… llevo una camiseta donde me hago propaganda, donde el mensaje es ¿Seguro que quieres hacer realidad tus sueños? ¡Pues claro que no imbécil!, ¿para qué? ¿para perderlos? pero si no lo intentara, jamás tendría respuestas y eso me mata más que perder uno de mis sueños, tengo miles y no me hace falta irme a la cama…

La cuestión es que mi vinculo con los ordenadores fue fruto de una extinción masiva en mis amistades, descubrí que ninguno de ellos realmente era un verdadero amigo, y me deprimí, aparte por el suicidio de uno de ellos (vaya, el día que vaya al psicologo empezaré por ahí, para ahorrar dinero). Tal vez esa impotencia para no tomarme un par (de botes) de pastillas… (ahora sí tienen razones para aconsejarme un psicólogo) como diría un guionista: “cambiaría mucho el entorno de los protagonista, es mejor hacerlo desaparecer, mandarlo a cualquier lado, que matarlo o suicidarlo”… entonces nació un vínculo entre máquina y yo, él me ofrecía conocimiento, yo era una esponja dispuesto a ser humedecido de conocimiento, y eso aún sigue siendo un reto para mí, aprender, curiosear, y romper. El descubrimiento de la comunicación de personas que se servían de un ordenador para mantener una vida paralela o completar la que tenían, fue otro gran descubrimiento. Y el conocimiento de pocas personas, imposibles de conocer sin este amasijo de circuitos y cables, fue extraordinario. Pero todo va teniendo sus temporadas, edades, sus ciclos, los videojuegos (por ejemplo) siempre fueron mi reto, me introducían en un mundo virtual para evadir el real, jamás me creería ser un personaje de videojuego, y me enfurecía cuando locos gilipollas echaban la culpa al videojuego y no al loco que jugaba y se creía estar dentro. Yo sabía perfectamente la situación deprimente en la que estaba. Pero perdieron su interés, debido a su aumento masivo, a la imposibilidad de jugar a todos los que me gustaban y evidentemente al precio de las consolas. Yo no soy rico. Entonces pasaron a ser los videojuegos en el ordenador, pero pronto perdieron interés porque cuando la conexión no era rápida, el ordenador no tenía potencia, y cuando la tengo, mi interés por esos videojuegos es puramente de diversión para matar el tiempo, pero no para evadir la realidad y cuanto más sencillos en gráficos y complejos en inteligencia más me atraen.

Pero dejar el mundo a un lado tiene grabes consecuencias depresivas para un soñador enamorado… necesita una mujer y por tanto renuncia a la felicidad por ambos lados… es un ser solitario, pero a la vez necesita amar y centrar su vida en otra persona para olvidarse de la suya misma, el será feliz con la sonrisa ajena, pero cuando la sonrisa ajena ni siquiera lo hace feliz su propia autodestrucción comienza, porque ya sí que no es feliz de ningún lado. Y por tanto sucumbe ante una infelicidad y depresión excesiva hasta que consigue escapar del entuerto… lo cierto es que adquiere forma de resistencia, como los bacilos cuando el entorno no es favorable, se forma una espora, para aguantar hasta caer en un sitio donde poder crecer de nuevo. Semimuerto… digamos un coma semiprofundo, porque escucha y siente todo, pero no es capaz de reaccionar. Las lágrimas caen y de repente un dolor fuerte en el pecho lo hace jadear como un perro, las piernas pierden fuerza y el equilibrio se le va a la mierda ¿es esto vida? Tanto sufrimiento… creo que nada está compensado, joder mi opuesto tiene que ser feliz de cojones porque yo me estoy muriendo por dentro…

Y eso sí es cierto, todo está compensado, si tienes mucho dinero, otros tendrán muy poco, si tienes mucha felicidad, eres un ladrón porque otros serán depresivos… si tu vida es un caos, para otros darás estabilidad ¿qué prefieres? ¿Te lo digo yo? Yo sólo pido un poco de tranquilidad, coño.

Mode:LoBo
Escuchando: Mónica

Vacío

Un vacío… dentro y fuera de mí… un apagado lento, de mis ganas de vivir… las ilusiones, son un vago recuerdo… la sonrisa, un gesto forzado, y las ganas de hablar con las personas, un hecho truncado… acorralado, me encuentro en un callejón oscuro y con altos muros… golpeo y golpeo, pero sólo consigo hacerme daño.

Mode: Desbordado
Escuchando: Craig Armstrong

Jaula de papel…

A veces dibujo una jaula de papel donde sentirme preso, a veces los barrotes que pinto son gordos y negros, a veces son hilos finos y ni siquiera puedo con ellos… a veces el papel son paredes que poco a poco me ahogan y enloquecen, donde sientes como poco a poco te mueres… y es una sensación angustiosa donde no puedes más que esperar al momento de poder escapar… a veces no es lo que te rodea lo que te puede, sino tu interior lo que te mata, lo que te ahoga mientras hablas, lo que te calla mientras intentas decir algo, o lo que te hace bajar la cabeza cuando andas… a veces sientes que vagas por las calles sin destino y sin saber que hacer o cuál es tu deber, te resistes a ser lo que eres… y al final siempre vuelves a lo te hizo huir… tal vez deba entender qué es lo que sucede antes de volver a la aventura otra vez… pero a veces bien a veces mal, no puedes evitar caer…

El suicidio tal vez sería el camino fácil para el masoka, la libertad para el pesimista, pero es también el mayor hecho que signifique la derrota, la derrota ante la vida, a la que decides abandonar… pero eso no es lo que más me preocupa, siempre hay tiempo para intentar parar un tren, entonces, no sabes si esto es una oportunidad para pensar bien lo que quieres hacer, para pensarlo muy bien y esperar al momento oportuno para actuar… para escapar…

Mientras mueres poco a poco, mientras tu alma se enrosca y llora, mientras las lágrimas se amontonan por salir, mientras el aliento se te agota… además mientras la jaula más te apresa, mientras la cabeza poco a poco te explota, mientras las paredes se hacen más y más gordas, mientras mayor es la sensación de defensa… más es el sentimiento de muerte que te aplasta… es un sentimiento no literal, un sentimiento donde poco a poco se apagan tus ilusiones en el lugar, donde la mirada se hace oscura, y donde las fuerzas se te agotan.

Mode: Gota
Escuchando: Olga Roman – Again

Calla, calla…

Lluvia y lluvia, cae y cae, y me empapa hasta calarme, hasta empaparme… silencio, miradas, lunas que se alzan… ojalá pudiera escapar… ojalá… si supieras todo lo que por mi cabeza pasa… pero se calla, me callo, porque ya no me apetece hablar… letargo de palabras que se atragantan, se ahogan y se digieren… calla, calla… que las miradas ya no aguantan… mi corazón se desangra y no te aguanta, porque duele, y llora, y se mata… tras pequeños muros yo sólo siento que quiero huir y no puedo, quiero ser el chico reprimido que aparentaba estar bien, que caminaba solo y que hacía las cosas a su modo… que no se mezclaba con otros para no terminar de nuevo solo, para no terminar lamiendo sus heridas… ya no sé ni lo que soy, ni lo que debo o no debo, si quiero o no quiero, si duele o no duele, si la razón se pierde o pierdo los sentimientos, si ya la locura es parte de mi vida, y la poca pasión un reto para otros… no siento, es lo que veo, no siento… la vida no me hace sentir…

Quiero expresar lo que siente mi cuerpo…

Mode: Cansado
Escuchando: Mashonda

Época de guerra…

Es una guerra con texto, palabras que son lanzadas como granadas, mutilados que andan por la sociedad camuflados, depresivos humanos que se hunden en la tristeza que ellos mismos se han cavado… una declaración de libertades invisible, nulo ante la ley, ante la política, sus juegos a mí no me sacan de esta mierda, mientras engaños se mueven por todos lados, tienes que aprender a ver después de acostumbrarte a mirar, porque si no, no sabrás nunca lo que hay detrás… y crees que puedes afrontar a todos ellos y todo lo que te intentan meter con su bombardeo, y mientras, tus armas son sencillas, palabras repetitivas que se intercalan con puntos y comas como descansos ante esta lucha sin final…

Quisieras entender un poco más, pero ya no hay vuelta atrás, es introducirte en sus reglas, quebrantables, que unos han creado para martirizarte, es ver los fallos del sistema y adentrarte camuflado para sacar tu beneficio, es no querer aceptar lo que te están haciendo creer que es la única opción, es un suicidio antes que aceptar lo que tu mano ya no me ofrece… la libertad que perdí al nacer la que pierdo al crecer y la que me doy cuenta de que nunca tendré si la rebelión contra el sistema no se hace con mi poder…

El cansancio nunca se acabará, te seguirás levantando cada mañana, porque no tienes más remedio, volverás a la cama y otro día más, pesadillas al dormir, lágrimas al despertar, decepción al andar, y miles de pensamientos que ya no saben donde van… ¿Y después qué? Después más, y otro día igual, y otro más, y sólo quieres escapar, a algún lugar alejado de la realidad, un refugio donde no ser afectado por todo lo que te afecta demasiado ya… casi imposible de retomar el camino, algún día sabrás mirar atrás, sin saber llorar, sin perder el equilibrio ante todo lo que ves ahí detrás…

Pero ahora sólo quieres escapar…

Mode: arg
Escuchando: Sniper – Du Rire Aux Larmes