Hasta no poder más…

Hasta que no pueda más…

He sentido escalofríos de la realidad que he visto en mi cabeza… me he hundido, lo reconozco, soy depresivo, y vago cerca del suicidio… tal vez nunca real, pero sí ideal… llega un momento en el que dejas de luchar, y sólo te dejas destrozar… caer, pisotear… ya todo da igual… no entienden cuando digo ese me da igual… no entienden que podría verte pasar y actuar como si no te viera, pero la realidad es otra… veo, y demasiado… mis ojos van más allá de tu mirada que corre a mirar a otro lado y a murmurar no haberse encontrado con la mía… yo no haré demasiado, porque yo si sé que estás, y sé que están todos, no se me escapa ninguno y es la verdad…

Imagino cual es mi fuerza, tal vez sea vagar por las cabezas, adentrarme en la gente sin que la gente se de cuenta y sorprenderlos con algo que no esperan… tal vez cuando ven que yo no soy lo que ellos creían que era, cambian la mirada con la que me acechan. Intentar levantarse con ganas es una odisea, hubo tiempos felices donde no me preocupaba el futuro, ni me perturbaba el pasado… el presente era demasiado bueno como para mirar atrás o adelante… pero estaba equivocado… y siempre lo estuve… y dejé a muchos a un lado… ahora… tan cansado, no me importa que se queden a un lado, me centro en seguir andando… para no caer, y dejarme tirado.

Es una cárcel, donde la realidad te encierra, y no te deja salir… te rodea una sociedad que crees que está loca, buscas, hasta engañarte, ese personaje que anda tan perdido como tú, pero sólo consigues engañarte… te haces ilusiones, te fabricas una mentira tan grande que hasta te la crees, pero el tiempo que todo lo puede, puede con tus ojos y te hace ver… ver que comienzan a llorar porque ahora ves lo que antes no veías… y duele… duele tener que deshacer todo para volver a empezar, porque no quieres vivir una mentira. No sabes cuantas veces a pasado ya… creas un futuro aguantando un pasado trágico, y te lo crees, y luchas por él, pero de repente todo se viene abajo… y tu vida con ello… caes tan bajo que después de unos cuantos ciclos, no puedes… has perdido tus ilusiones de encontrar tu utopía… la esperanza puede volver loco a un hombre… pero es lo único que tenemos… y pronto vuelves… cada vez más desesperado a buscar fabricarte una mentira más grande… sólo porque rehuyes de tu mentira… o mejor dicho, de tu vida… no aceptas tener que vagar en la más profunda soledad, pero sabes que vagarás… no crees en el dichoso destino, pero todo apunta a que la soledad es tu puto destino… entonces te empiezas a preguntar qué es lo que es la vida si hagas lo que hagas no puedes cambiar nada… si todo sigue yendo hacia donde iba y todo tu esfuerzo es en vano… por qué no aceptarlo…

Te resistes a lo que sabes que es para ti… pero es lo que quieres… que me rinda y acepte la mierda que creen tener preparada para mi… lo que ellos no saben es que cuando no vea fin a esta tortura… yo sí veré mi fin… y mi fin será la salvación para mí y para los demás.

Años… décadas… meses… días… ¿quién sabe cuanto aguante?

Mode: Guerrero
Escuchando: Nelly Furtado – Try

Tarde…

Muerto… corazón roto y revuelto… solo… entre pensamientos… si quisiera, y no tuviera tanto miedo… ¿qué miedo? Al que sé que nadie pulsará el botón rojo, que los malos sería yo, que el bueno me dejaría morir… que si existe un Dios lo pillaría ocupado en el otro lado… que si no existe, pediría que pasara algo y acabaría acabado… que el reloj se quedaría parado, que moriría desangrado, o convulsionado… rodeado de gatos y perros ladrando… que para ti sería tarde… que para mí sería el final… que me apago… y no me vuelvo a usar…

Cansado… sin fuerzas para levantar ánimos… sin ganas de apreciar la vida… con delirios y tentaciones de dejar todo a un lado… con pocas esperanzas de encontrar algo… con vagas visiones a la realidad para recibir mis azotes de crueldad… dando oportunidades al cambio en mi retina, pero con siempre iguales resultados… yo, cansado… triste y vagando por los recovecos de mi cabeza… pensando.

¿Qué pasará cuando realmente esté harto? ¿Cuál será la gota que colme el vaso? Ese es el chaval que está muy raro… casi luchando por mantener cuerdo mi estado… un día puede que suelte los perros que están atados en mi boca y te escupa todo lo que llevo guardado… ahora… no me merece la pena gastar más fuerzas… me abstengo a la supervivencia… nadie sabe que hay detrás de mi cara serena, triste y sin fuerzas… tal vez defraudado… yo soy poeta… o un desequilibrado que intenta hacerse un hueco en este planeta con sus depresivos escritos llenos de incoherencias… tal vez no merezca la pena y deba dejar esto como nota a los que nunca me llegaron a ver la cabeza…

La realidad es que todos y cada uno de vosotros llegaríais muy tarde para actuar… si decidiera dar el paso… por eso, no actúo… porque la seguridad de mi victoria y vuestro fracaso es tan real… que el miedo me hace quedarme aguantando…

Hasta…

Hasta que no pueda más…

Mode: La tentación
Escuchando: Karekano Soundtrack

De que vas…

Ser poeta y no reconocerlo… huir de todo lo que a ello conlleve y seguir en secreto, la rima de palabras en versos, prosas y demás besos… la palabra hace daño y lo descubrí hace unos años, la libertad merma cuanto más conocen al autor de estas letras… no creas que me voy a cortar de hablar de personas, si es que ya no me importa la mierda que ellos lanzan, antes ellos reían, hoy yo miro como arma, y sucumben sus almas ante la aplastante derrota, durante tanto tiempo yo seguí escribiendo, forjé mi actitud depresiva y de odio ante todo aquello que me rodea… he perdido el control de mis sentimientos y la tentación del suicidio ronda mi cabeza, tal vez deba dejar esta mierda… pero, aún sabiendo que lucho sólo por demostrar que puedo, puedo seguir con esto, no sé por cuanto tiempo pero ya son miles de palabras y escritos, versos y demás delirios… ¿acaso crees que después de tanto tiempo me importa mucho que otros no crean en estos versos? Muchos me atacaron y me tiraron a la cara un “de que vas”… ¿yo? yo no voy de nada, ni bloguero, ni raperito, ni biólogo en armonía con la naturaleza, si por mi fuera exterminaba a la raza humana y dejaba en paz a la madre natura… pero el control de mi cuerpo es ante todo un privilegio… a veces me atacan voces, voces que me incitan a agarrar tu garganta, y apretar mientras miro tu cara distorsionada… tengo miedo de mis palabras porque a veces mi ataque podría dejarte en bragas, y no me importaría provocar una muerte con palabras porque ya no me importa nadie, soy egoista y ni siquiera me importa mi vida… a veces me encantaría ver y conocer mi actitud con y para la gente, creo que necesito un cebo para mostrar interés por ellos, y desespero, encerrado en mi mundo de música, bombos y cajas, mientras mi mirada se pierde entre el murmullo de ellos…

Yo no encuentro motivo a lo que siento… sólo necesito expulsar cosas de mi cuerpo, y el dolor al no poder hacerlo, me va matando por ello… tal vez sea un artista y reniegue de ello, o tal vez sólo sea un lobo perdido entre sueños, ya no sé ni lo que expresan mis pensamientos, podría pasarme horas con la mirada perdida entre delirios… podría derrumbarme en lágrimas porque siento que no puedo con mi alma, o podría ser tan dañino, que podría crear tu odio para la eternidad… lo siento pero no sirvo para idolatrar mi ego hasta llenarlo de oro, ni creo que lo que haga se objeto de estudio, ni de análisis… yo no soy nadie, y eso es lo que pretendo, pasar inadvertido y que por un tiempo se pierdan mis palabras hasta que alguien las lea al paso de mucho tiempo y me convierta en su texto de lectura y creencia, entonces seré su dios, pero para entonces yo ya estaré muerto… no pido creencia en mí, pido predicación de mi palabra, o más bien el fondo de todo este esfuerzo… y por si no lo han visto es que piensen, reflexionen y actúen en consecuencia, la realidad como maza para golpear la ilusión… y la palabra como arma…

Yo puedo ser todo lo que ustedes quieran ser… yo puedo luchar por cualquier cosa, nada es imposible… yo puedo con todo, y nadie me va a dar motivos para que crea en lo contrario… pero no encuentro mis objetivos de forma clara… me distraigo…

Mode: Cansado
Escuchando: Cuando lo escribía a Violadores del verso, ahora a Erik Satie

Una parte de un día..

La mirada perdida en las vías del tren… la música inundando sus pensamientos, y miles de caras ante mí… desde una esquina observo, a veces, me sorprende que no me fijo en las personas, otras, que observo detenidamente a una… descubro que una chavala habla por el móvil con la cabeza apoyada en el cristal y ojeras; que una mujer al fondo parece una vaca masticando chicle y tan temprano… que la chica de al lado con un pelo que parece una peluca negro plástico, lleva tanto maquillaje que no querría descubrir qué hay debajo… que la pareja de ancianos de enfrente tienen el secreto de seguir sonriendo a su edad, que tres chavales entran creyéndose los reyes del mundo y realmente son aprendices de peones… y me observan al bajar… que el guarda de seguridad de la estación intenta ligar con la que reparte los periódicos, y que esta y su amiga sólo quieren quitarse todos los periódicos de encima para marcharse… hoy en Sevilla ha diluviado, y las dos chavalas estaban empapadas… que una mujer sin paraguas miraba por la puerta de la estación la lluvia caer, y parecía preocupada; que dos chiquillas esperaban que el diluvio parara sentadas en un banco, me miran, porque me pongo la capucha, pero no me atrevo a salir…

De repente mientras la lluvia apretaba, el agua de las alcantarillas de la estación revientan, tengo que elegir salir a la lluvia o inundarme en agua pestilente… las chicas del banco se van, la muchacha que miraba por la ventana desaparece, y todo el mundo que esperaba se van… yo aguanto un poco más… como siempre no llevaba paraguas… me mojo, hasta resguardarme… descanso y me vuelvo a mojar… al final me tengo que montar en un autobús para llevar a la facultad y a la entrada mis pies se inundan en un charco y se me llena todo de agua, hasta los pensamientos…

Son muchas caras las que observo a diario, pero con pocos hablo… son muchas vidas las que observo pero ninguna cambio…

Mode: Ahogado
Escuchando: No recuerdo porque lo escribí ayer…

Luna llena… LoBo aulla.

Un día escribiré una carta que empezara así… como la que aquí voy a comenzar a escribir… siento deciros que decidí irme, no física pero sí psíquicamente de aquí… volé y desaparecí… me harté de escribir la mierda que había dentro de mí, y decidí dedicarme a comerme mi mierda para sucumbir antes, y morir desesperado… me volví vegetal para los demás, pero efectivo contra mí… yo era lo más dañino para mí, hasta que conseguí hacerme ver las cosas tan negras que me tuve que rendir… y me reí, porque no me supe aguantar… porque perdí todo lo que siempre comencé a amar… y estaba cansado de llorar, de nunca alcanzar la paz que siempre ven los demás… yo sólo siento tristeza, cuando los demás ven mi sonrisa forzada… mi tranquilidad es fruto de no poder cambiar nada… ¿qué importa que no me sienta en casa? ¿qué importa que no sepa conversar y mantener una amistad? ¿qué importa que me encierre poco a poco y no sepa valorarme? ¿qué importa que piense en el mundo entero antes de ver que de mi mano cae sangre y que me duele el pecho? ¿qué sentido tiene todo cuando yo no se lo veo? Juego a intentar ver las cosas de colores cuando siempre son de tonos grises, me imagino que vendrán momentos buenos y me aferro a ellos, pero llega un momento en que cada vez los golpes son más severos, y tu cuerpo está débil… tu interior se está muriendo, y va perdiendo las ilusiones por momentos.

¿Por qué? La respuesta será porque sí. Y ustedes me dirán que son muchos los que me leen a diario, y muchos a los que les gusta mi mierda… soy una persona depresiva que se aferra a conversar con un ordenador para no tener que hacerlo con una persona, que aún cree en el amor de verdad y que ha perdido sus ilusiones cada vez que se ha (des)enamorado… soy asocial, mezquino, indoloro, egoísta (si lo desean), e incluso un imbécil… pero cuando tengo ilusiones puedo ser perfecto, cuando se mueren, yo muero, y no me importa nadie, ni nada… me falta el aliento y estoy cansado de apoyarme en la pared para no perder la compostura… crees que escribo esto por vosotros, pero lo cierto es que si fuera por vosotros jamás hubiera continuado… escribo para presumir de mi blog (no te jode, y recibo correos a montones de un tal spam), por eso no lo conoce ni dios que me conoce… sólo unos pocos privilegiados… llevo una camiseta donde me hago propaganda, donde el mensaje es ¿Seguro que quieres hacer realidad tus sueños? ¡Pues claro que no imbécil!, ¿para qué? ¿para perderlos? pero si no lo intentara, jamás tendría respuestas y eso me mata más que perder uno de mis sueños, tengo miles y no me hace falta irme a la cama…

La cuestión es que mi vinculo con los ordenadores fue fruto de una extinción masiva en mis amistades, descubrí que ninguno de ellos realmente era un verdadero amigo, y me deprimí, aparte por el suicidio de uno de ellos (vaya, el día que vaya al psicologo empezaré por ahí, para ahorrar dinero). Tal vez esa impotencia para no tomarme un par (de botes) de pastillas… (ahora sí tienen razones para aconsejarme un psicólogo) como diría un guionista: “cambiaría mucho el entorno de los protagonista, es mejor hacerlo desaparecer, mandarlo a cualquier lado, que matarlo o suicidarlo”… entonces nació un vínculo entre máquina y yo, él me ofrecía conocimiento, yo era una esponja dispuesto a ser humedecido de conocimiento, y eso aún sigue siendo un reto para mí, aprender, curiosear, y romper. El descubrimiento de la comunicación de personas que se servían de un ordenador para mantener una vida paralela o completar la que tenían, fue otro gran descubrimiento. Y el conocimiento de pocas personas, imposibles de conocer sin este amasijo de circuitos y cables, fue extraordinario. Pero todo va teniendo sus temporadas, edades, sus ciclos, los videojuegos (por ejemplo) siempre fueron mi reto, me introducían en un mundo virtual para evadir el real, jamás me creería ser un personaje de videojuego, y me enfurecía cuando locos gilipollas echaban la culpa al videojuego y no al loco que jugaba y se creía estar dentro. Yo sabía perfectamente la situación deprimente en la que estaba. Pero perdieron su interés, debido a su aumento masivo, a la imposibilidad de jugar a todos los que me gustaban y evidentemente al precio de las consolas. Yo no soy rico. Entonces pasaron a ser los videojuegos en el ordenador, pero pronto perdieron interés porque cuando la conexión no era rápida, el ordenador no tenía potencia, y cuando la tengo, mi interés por esos videojuegos es puramente de diversión para matar el tiempo, pero no para evadir la realidad y cuanto más sencillos en gráficos y complejos en inteligencia más me atraen.

Pero dejar el mundo a un lado tiene grabes consecuencias depresivas para un soñador enamorado… necesita una mujer y por tanto renuncia a la felicidad por ambos lados… es un ser solitario, pero a la vez necesita amar y centrar su vida en otra persona para olvidarse de la suya misma, el será feliz con la sonrisa ajena, pero cuando la sonrisa ajena ni siquiera lo hace feliz su propia autodestrucción comienza, porque ya sí que no es feliz de ningún lado. Y por tanto sucumbe ante una infelicidad y depresión excesiva hasta que consigue escapar del entuerto… lo cierto es que adquiere forma de resistencia, como los bacilos cuando el entorno no es favorable, se forma una espora, para aguantar hasta caer en un sitio donde poder crecer de nuevo. Semimuerto… digamos un coma semiprofundo, porque escucha y siente todo, pero no es capaz de reaccionar. Las lágrimas caen y de repente un dolor fuerte en el pecho lo hace jadear como un perro, las piernas pierden fuerza y el equilibrio se le va a la mierda ¿es esto vida? Tanto sufrimiento… creo que nada está compensado, joder mi opuesto tiene que ser feliz de cojones porque yo me estoy muriendo por dentro…

Y eso sí es cierto, todo está compensado, si tienes mucho dinero, otros tendrán muy poco, si tienes mucha felicidad, eres un ladrón porque otros serán depresivos… si tu vida es un caos, para otros darás estabilidad ¿qué prefieres? ¿Te lo digo yo? Yo sólo pido un poco de tranquilidad, coño.

Mode:LoBo
Escuchando: Mónica

Vacío

Un vacío… dentro y fuera de mí… un apagado lento, de mis ganas de vivir… las ilusiones, son un vago recuerdo… la sonrisa, un gesto forzado, y las ganas de hablar con las personas, un hecho truncado… acorralado, me encuentro en un callejón oscuro y con altos muros… golpeo y golpeo, pero sólo consigo hacerme daño.

Mode: Desbordado
Escuchando: Craig Armstrong