Lamento de cobardes

http://www.youtube.com/watch?v=YdPjnAAhRXs

Déjalo ya, abandona cuando no sepas como avanzar… es mejor, que no pierdas tu vida en vano y aceptes la verdad. No quieres ver la realidad, pero la realidad no va a cambiar. La pena, es chantaje para cobardes, ratas que a rastras van por el mundo como si vivir los dejaran. La cabeza bien alta, o rodando por el suelo, que para estar en medio siempre hay que afrontar las ostias, y estas no son consagradas, son amargas, que te dejan más debajo de suelo que de lo que esperabas.

Ahora que mi verdad acepto, no me importa quedarme hasta las tantas despierto, porque sé lo que quiero, para solucionar este gran problemo… vivo eterno, porque olvido el pasado, dejo pasar el tiempo, sólo por educación, no por exigencia… vas a venir tu ahora, a exigir… ahora ya no es así. El dolor pudo conmigo, y el peso de la resurrección, me hizo salir de mi agujero. No hay nada negro, si quieres, seré quien te enseñe el sol, y la luna en noches eternas… yo mantengo mi meta, me mantengo por el tiempo, hasta que te des cuenta, y sin hablar, es el hecho lo que pesa más que las palabras… porque de nada se arrepiente el que decide, tan sólo has de aprender a asumir consecuencias.

Y si caigo, no serán lágrimas de derrota, serán lágrimas de impotencia… rabia contenida, que recorre mis venas… canalizada, neutralizada, hasta que a todos nos pone en su lugar el tiempo… paciente espero…

Las personas no cambian… así es, que yo jamás cambié.

Mode: ¿Quién crees ser?
Listening: Mala Rodriguez – No Pidas Perdón

Fría

Hoy la vida no es risueña, yo sólo sangre respiro que encharca mis pulmones y me hace escupir negro… escribo, por dolores, y noches sin sueños, predico el dolor, por los siglos de los siglos, sin fe y sin más que un cerebro, abierto en canal, para que se vean bien los pensamientos, hasta el fondo, mete el dedo y arranca neuronas que gritan dentro de mi cabeza, por esta tortura nuestra… respirar y respirar, y tragar las lágrimas de rabia y canalizar, ese dolor, hasta repercutir con tu golpe y mover el mundo. Tengo tanto que decir, que mejor debo callar… tengo tantas letras esperando escapar de mí, que esto es una manada de lobos hambrientos atacando en serio, y llevándose a todos por entero… el dolor no sirve más que para avisar, de nada sirve llorar, de nada sirve quedarse sin hacer na’. Mi vida se resumió en no hacer nada o hacer algo…y la sangre está a más de 100 grados centígrados, plena ebullición, como para quedarme mirando. Yo predico el silencio… y el hecho, no puedo, quedar viendo, como todo por lo que lucho queda exento de creación… muero, si mi vida queda rebajada al mismo nivel que los demás…y no es bajo tierra donde me quieras ver, tendrás que aguantar con el pie, para que no vuelva con más ganas…

Aún así, tras el viento que sopló y mis letras se llevó, soy el resto, abierto de brazos y esperando el castigo, por pésimo, tú, que de los cielos sólo haces llorar, y la tierra ya está cansá de tu agua salá. Porque el castigo, ya es vivir entre los vivos y querer matarlos, poco a poco entre las voces que te hacen escuchar, hasta el punto, de la ausencia adorar.

Serviré, tu cabeza, fría y putrefacta, a tu cuerpo, decapitado, cuando el momento sea menos esperado…

Mode: Quítame las ilusiones, que yo te devolveré los ojos.
Listening: Mala Rodriguez – En La Linea

Suena a hueco…

Recupero el silencio, tras el sueño profundo de versos… es el eco, en golpes, lo que mi corazón grita y en mi esternón vuelve atrás… preso del paso del tiempo, viendo como la noche me traga más adentro. Grito y no puedo… grito y no obtengo… escribo, y se hace el silencio… hablo y todos ellos son colmillos dispuestos a morder… pero yo no entiendo. Y es el concepto, lo que a veces falla, y yo llevo… preso como encadenado a esperar algo más del resto, pero, condenado a ser eternamente decepcionado, pero, si el silencio y mi ausencia imperceptible por el resto, es tu solución, yo no estoy muerto en vida, y por ello, me niego. Me niego a no creer que ellos, que entre todos ellos, todos, son como todos esperan ser… alguno, alguno de ellos, será el que haga valor a tanto vacío entre tantos…

Pretendo ser, algo más de lo que todos ven, lo que no ven, es mucho más de lo que puedes creer, y a pesar de ello, seré mucho más de lo que puedas intuir… el descubrimiento ha de ser, duro, y eterno en el tiempo… el proceso, de búsqueda, será rompiendo tantas veces a llorar, como cabezas huecas a reventar… todo tiene un motivo detrás, que no lo sepas, no quiere decir que no lo tuviera…

La verdad es más de lo que puedas aceptar… pero en ti está, vivir la mentira… o vivir la verdad…

Mode: ¿Cuántas cabezas más tengo que destapar, para encontrar algo más?
Listening: Eminem – Bad Influence

Del revés

Entreversos para comer,
letras que sientan mal,
y personas que no saben leer…

Analfabetos de hechos,
que hablan sin conocimiento
ni de la causa, ni de la consecuencia.

Y los conceptos son huérfanos,
de sociedades ciegas,
que no se paran a pensar…

Tu ilógica es mi lógica…

Mode: Trying to survive…
Listening: Coldplay – X & Y

Edad del sol

Versotitis de letras que se descaman por mi camino,
y hemorragias de tiempo que me dejan sin tinta.

Yo camino, igual que tu caminas… pero tus pasos,
no son los de mi vida, y mi vida, lleva la impresión,
de mis pasos…

Impronta de hechos que jamás supe,
en el arte de la supervivencia,
el lobo nunca los colmillos lleva…

Toda presa, no es sólo agua lo que lleva,
y el río de lava, por mis pies pasa…

El aullido es parte de la auuuusencia
La soledad es ver al sol… distinto, con la edad…
La vida, no es algo que en el corazón pesa…

Y soy más, mucho más… para ti.

Mode: Keep the insomne living.
Listening: Plan B – She Said

Eterno soñador…

Y desde lejos, toco este texto para que lo escuches…

Aunque tu duermas, yo tengo insomnio por tu espera.
Tus besos no llegan, y llegas, en voz, o en sucesivas,
imágenes bellas… pero siempre me quedas,
para soñarte, rendido, cuando no puedo más, con esta espera…

Y es tan poco lo que pido, que no es que lo quiera,
sino que lo necesito… cada noche, y cada mañana nueva.

Versos, que cruzan vidas, y océanos,
besos, los tuyos, que mueven mi mundo…
esos, a los que en recuerdos me aferro,
para no perder su sabor, cuando los ojos cierro.

Y a pesar, del acantilado, que hay justo a mis pies,
es el atardecer, y tu piel, en esa línea infinita que nunca llega,
lo que mi vida ve… ya puedo caer, y caer,
que mañana, volveré, a terminar el día con otro acantilado a mis pies…

Y tonto pues, volveré a caer… hasta tenerte, junto a mí, otra vez.

Mode: Insomne
Listening: Aunque tú no lo sepas – Quique González