Pero sí puedes

Aprendes. Entiendes. Y levantas a pesar, de todo. Cada día. No es fácil, pero me veo a él a-rras-trán-do-me. Da igual, después de agotar… Y pasa el tiempo, volando, entre risas y miradas. Pasas la vida suspirando, contando, hasta los segundos para volver a abrazarlo. No tienes ni idea, de lo que has provocado. Pero 

Seguir leyendo…

No puedo

Se apagó la luz. En oscuridad, buscando trozos partidos por los suelos. Sin éxito. Lleno de huecos. Se me cuela el eco, y buscándote me encuentro. No puedo.  

Welcome F.

Salí a respirar. Una bocanada de aire que entra, para volver a volver. Y es que fue tanto el tiempo que pasó, que ahora parece corto, lo que estuvimos esperándote, hasta que llegaste. Un instante eterno hasta escucharte, con tu primera bocanada de aire, romper a tu padre en dos, de alivio. Un eterna tarde 

Seguir leyendo…

Un día tras otro

Un día tras otro, un día tras otro, un día tras otro… un día tras otro… un día tras otro… es un brazo que te agarra y te levanta, es un grito que te dice ¡levanta! Un día más y otro, hasta caer, cerrar los ojos y volver a sentir esa patada ¡levanta! Y levantas, 

Seguir leyendo…

Déjame explicarte

Déjame explicarte

Déjame explicarte. Muchos años antes, dejó de importarme. Caminante, constante, en el tiempo, mucho antes. Cambiaste. Tal vez no te diste cuenta, de la constante, también es creciente y maduraste. Déjame explicarte. Tengo un cementerio lleno de «antes», ya no me caben, los amontono sin importarme. Y caminante, me cansé de seguir adelante. Mira, los 

Seguir leyendo…

I’mmmm heeeere

¡oH meeeen! Me los comí, los perdí, me perdí, no debí, o tal vez sí, dime tú que sí, y si no fue siempre así, un espejo donde nunca fui, el que estuvo fuera, y me rompí jaja. Silencio desde un tiempo, mientras me recompongo y me pego, trozo a trozo, hasta ser de nuevo, 

Seguir leyendo…