Mírame, mírate

Me miro al espejo, atado de una mano y con lágrimas cayendo. Encerrado aquí dentro, solo escucho mis gritos romper por dentro. Y por mucho que corro no escapo de mis pensamientos… me cuesta el respirar, tan caro que el aire está. No paro de llorar… mientras las lágrimas se van, son los gritos quienes 

Seguir leyendo…

No he vuelto

No he vuelto

Dos parpadeos y el tiempo pasó. Desde que las primeras lágrimas cayeron, hasta las risas de hoy. Dos parpadeos. Y los ojos quedaron abiertos, pero el tiempo no esperó, ni por respeto. Lo miro, y viajo en el tiempo. Me quiebro, me rompo, pero el pulso no me tiembla si tengo que protegerlo. Y no 

Seguir leyendo…

Titula esta fase

El tiempo pasa sin más, no, te da tiempo a sentir esa soledad, no, pasan las horas y los años se van, no, hay valor que su risa no pueda curar, no, da igual el cansancio, porque no ha lugar al descanso, no, importa cuantos haya en este párrafo, no,  importa cuántas bocas lo digan 

Seguir leyendo…

Tengo la boca de oro…

Vivo en mis latidos de teclas, en mis gritos de-mente, en la compañía de soledad, por más, tiempo que se me va, y se va… no. Son muchos años ya. Qué voy a tener que demostrar… a estas alturas, no hay más. Eres cual rana, que salta de charca en charca, y luego se secan 

Seguir leyendo…

No estamos…

No hay dolor. No se puede parar el corazón. Tic tac, el reloj. Tic tac, adiós No importa, el tiempo no para mientras lloras. Mientras caes tan abajo, que nadie quiere llegar a ofrecerte la mano. No, importa. Que te quieras hundir, que cada día que pasa, te vayas, te alejes y el olvido sea 

Seguir leyendo…

Ya, las noches…

Ya, las noches, no son las de antes. Ya, el de antes, no es el que escribe. Ya… las noches, no son como antes. Por ello, el silencio de la ciudad queda en recuerdos. Mi mente pierde el tiempo, entre besos y sonrisas, entre días y días, que pasan en parpadeos, muy deprisa. No, yo 

Seguir leyendo…