Cansado

Siento seguir caminando. Estoy cansado. No importa cuándo, no puedo parar de seguir caminando. He estado, allá donde tu más has detestado. He caído, antes, en esa piedra dónde has tropezado. Y a pesar, de eso, sigo caminando.

Más allá de lo que piensas, me he desgastado. A cada paso, la experiencia no es un grado, pero te ahorra unos cuantos pasos. Miro atrás, y los veo pasando, sin manos, directos a pegarse un batacazo.

He pasado. Aquí al lado han quedado, mientras sigo caminando. Qué cansado. Tanto, que no tengo ganas de decirte tanto. He tirado palabras al suelo, antes de hablarlo. Y a pesar de eso, sigues aquí pesado. Pasado, perdido, para lo preparado. Pero… estoy demasiado cansado, como para dejar otro párrafo.

Cansado.

¿Quieres más? Tendrás más.

¡Mírame! ¿Cuántos, de vosotros, estáis deseando ver? ¿eh? ¡Mírame!, cuando estés mirándote al espejo y no sepas qué hacer. Yo vivo en fuego, mientras mi corazón sigue latiendo, soy, la voz que te susurra al oído. ¡No!, no mires al otro, que ya se ha ido.

Seré yo el que te diga las verdades. No importa, vendrán más a destrozarte. No se yo, pero a ti te sirven de desayuno a gigantes dementes que comen gente. Llora, que no hay nadie, para decirte pobrecito. Solo vendrán más golpes al oído, hasta hundirte en tu propio lamento. No hay dolor, no, no hay dolor, cuando inútiles como tú no saben ni qué decir, ni qué hacer. ¡Pírate! ¡Qué te pires coño! que aquí no hay nada que ver. Vete a llorarle a tu puta madre, aquí sólo tenemos rabia, por la mañana con café, ya ves.

No hay peor persona que aquel que cree que el mundo gira a su alrededor. Joder, de la patada que te daba, estabas dando vueltas cual satélite, la eternidad. No aprende uno, que se pasa una vida con rabia. Y caminas para dejar atrás, pero se te plantan en la cara, tus manos al cuello aprietan, para apartar a cada subnormal… no se puede parar, es tarde para tirar por la borda el camino hecho, en esta realidad.

¿Quieres más? Tendrás más.

Una bocanada de aire limpia…

Es el final, el telón baja y tú empiezas a llorar. A muerto. ¿Pensabas en un final feliz?, ¿un giro inesperado?, pero todo se ha acabado. Ahora ya no somos tantos, y nos levantamos. Marchamos caminando. La sensación fuera es distinta, es tu pecho el que apenas respira, y tu corazón palpita. Caminas de capa caída. Tu teléfono suena en tu bolsillo, te pide auxilio, mientras caminas sin mirar más allá de los píxeles que cubren tu vida. Suspiras.

Mirar, más allá de tu pantalla al levantar, para poder respirar, pero el aire no va, el aire no va… no entra más, no puedes escapar, y un mundo te aplasta. Te hunde tan abajo que no puedes más, ni escalar, es un infierno para aprender a estar.

No hay manos. No sabes cómo, que con tus manos cavas hacia arriba. Superas la mierda que tienes, y respiras. Una bocanada de aire limpia, que te rompe por la mitad, agarra un grito y escapa entre lágrimas.

Empieza.

Mode: Write back
Listening: La cuarta parte – Featuring Kase O

Empujarlos hacia abajo

Más allá de un horizonte sin nada más. Una vida que pasa, y no se deja parar. Por más, que intentes luchar. El tiempo se va. Respirar para quemar, caminar para avanzar. Estoy cansado de esta humanidad, personas que vagan perdidas en su propio mar, gritando que no saben nadar…  y te paras a mirar, miles de barcos y salvavidas para agarrar. Sus brazos no quieren mover, sus piernas tienen pesos para caer…

Es mirar  y mirar, y ver poco a poco como vas a pasar, en tu balsa, con tus remos, a preguntar… y todos vuelven a girar, a gritar, a chapotear, en su mar de lágrimas para ser una víctima más de este lugar.

Te vas.

Te marchas.

Te gritan en la distancia, mientras, piensas y te das cuenta, que no se quieren salvar. Que no te quieren agarrar, sólo quieren verte marchar, para llorar más y más. Estás cansado ya. A ambos lados que miras, te cansas más y más. Miles de manos en alza gritando y ninguno quiere ser salvado.

Estás cambiando, el tiempo te va susurrando, al oído esos pequeños vocablos. Tu sigues remando, desde hace tanto tiempo que no sabes cuánto. Y a pesar de estar cansado, sigo remando. Tanto me ha costado tener esta balsa y estos remos, que no estás dispuesto a dejarlo.

Y miras a ambos lados, tal vez sólo quieran ser ahogados, tal vez, les esté ayudando. Coger mi remo… y empujarlos hacia abajo, hasta ahogarlos.

¿No?

No estás escribiendo…” Decían cuando agotado llegabas de trabajar. La vida”. Pero es aquí, que un lienzo en blanco dejaba de lado. “Es que no quería mancharlo”. Ahora, noches de insomnio no importan, son días sin descanso, que pasan sin temor, para quedarse por mucho tiempo. Da igual. La base ya no se calza, se nos va de la balanza y queda desproporcionado, mientras como tontos miramos… compramos, palomitas, y lo relatamos.

Pasamos, el tiempo, hablando. Bla bla bla bla” ¿cómo dices? “Que bla y más bla, que bla. ¡Bah! “ y así mañana más. Son para hoy, lo mismo que para mañana y quieren, quedarse a tu lado para cantarte nanas sin sentido y que tu vida sea pensar en su sentido. Pero, se fue. Digo, me fui. Es decir, tal vez tardé, en verlo aquí, pero es así, y después quise decir, y luego pude decir, pero me cansé de pensar en lo que hablar, y luego hablarlo para después hablar más, así que deja al tiempo que vaya a dar paso a los hechos para que luego digas, tu mismo ¿no?

Mode: ¡Anda ya y pírate! ¡Con tanta tontería! ¡Tira!
Listening: Varios Rap

Competición

Y vinieron a quitarme el tiempo. Pero no se dieron cuenta, que me robo horas de sueño, para recuperarlo. No duermo, pero eso era antes. Ahora, soy un peso pesado de ojeras atrás. ¿Quieres jugar? Juguemos.

Tiempo atrás era un caballo desbocado, metido en carreras contra otros caballos: rabia, zancadillas, lágrimas, obstáculos, caídas… Dejé atrás la competición, cuando tu único oponente es aquel que refleja el espejo. Y cada día que pasa, me lo complica más. Cada día que pasa la pisada pesa más, y uno piensa antes de andar.

Vendrán… a buscar, entre gritos y antorchas, un pueblo enfurecido porque no te entenderán. Te enterrarán, querrán, tu cabeza sin encontrar razones para apaciguar. Y no podrás con versos, no podrás con versos… tu único recurso es un texto, y hechos. Y de eso, tengos.

Mode: Respirap
Listening: 
Rap en Español variado