“Doctor Reflexión”…

“Toc… toc… ¿se puede?”…

Muchos empezaron su andanza con el doctor así… con miedo… no se atrevían a mostrarle su alma al doctor… pero el doctor siempre se las apañaba para hacer que el paciente le abriera su corazón… para que él pudiera mirar sus recuerdos… aquellos que se convertían en espinas… más grandes o mas chicas… y que hacían que tus ojos se aguaran con cada sentimiento que te hicieran recordar… que erizaban tu piel… que entristecían tu alma… y tu cuerpo bajaba su energía al mínimo… solo querías dormir y olvidar… y llorar…

El doctor hacía todo lo que estaba en sus manos para hacer ver a su paciente que no podía estar así… incluso a muchos… les contó experiencias propias… para que vieran el camino que tomo él en su momento… y por qué mira la vida de esa forma… y no la ve como sus pacientes la ven…

Tal vez el doctor vea su punto de vista… entienda a los pacientes… y los acoja como si fueran sus espinitas… a las cuales si conseguía ayudar… él se sentiría mejor… pues una espina… se convertiría en una sonrisa… y se esforzaba todo lo posible a cambio de sonrisas…

Un día… el doctor… veía como la profesión que había elegido ´rl… era por algo… a él acudían mentes despistadas… mentes bajas de moral… mentes deprimidas… mentes aisladas… y el nunca anunciaba nada… el simplemente estaba sentado en un banco del parque… viendo pasar al resto de mentes… y poco a poco veía como se acercaban algunas pidiéndole que las escuchase… que calmara sus corazones… y que se los vaciara de espinas…

El doctor vio poco a poco… como algunas mentes intentaban aprovecharse de su bondad… y hubo un momento donde el doctor… tubo que ir a algunos de sus pacientes rehabilitados… para que sacaran sus espinitas de su corazón… y le convencieran de que no podía abandonar ahora…

Los pacientes lo consiguieron… y el doctor volvió… seleccionando ahora unas mentes de otras… dejando a un lado las que pueden hacerle daño… las que todavía no está preparado para afrontar… tal vez algún día… las afronte…

Doctor “reflexión” lo llamaban… siempre atento a los pequeños detalles… callado… y con una sonrisa en la cara… que sería cambiada siempre que fuera necesario… escuchaba atentamente los pasados… los recuerdos… descritos por el paciente… y luego… daba un consejo… le hacía ver su equivocación… lo que vale… lo que puede llegar a hacer…

Ahora… el Doctor… mira a aquellos pacientes que le arrancaron una sonrisa con cada mirada a su mente… y agradece su visita…

El Doctor “reflexión” lo llamaban… el Doctor… de mentes… el que atrae tu sufrimiento y lo saca fuera… el que ve tus virtudes y no tus defectos… el que resalta esas virtudes… el que te anima… el que te hacía pensar…

Sí… así lo llamaban… “Doctor Reflexión” lo llamaban…

Ignorado…

Cuando las cosas van bien… siempre hay algo aparte que te sienta mal… uno se da cuenta… pero no me preocupa… porque me siento bien… estoy bien… pero cuesta que ya apenas haya conversación… que ese amigo ya pase un poco más de ti… apenas te hable… y cuando le preguntes algo… notes que pasa olímpicamente de ti… hacen como si no estuvieras… como si fueras un mueble más… algo que realmente no me importa… pero que duele… te sientes aislado… metido todo el día en un cuartucho… esperando que esto cambie… no sé por qué esta pasando esto… por qué están raros conmigo… no creo que les haya hecho nada… ¿tal vez les defraudé?… ¿creen que los dejé a un lado?… no sé… pero lo que sí sé es que me ignoran… paso el día fuera… pero tengo miedo a volver… y ver como esquivan tus palabras… tus miradas… a veces de tristeza… a veces de incomprensión… no sé… tal vez sea yo… el que se esta alejando de ellos… tal vez ya me alejé tanto que no se acuerdan de mi… tal vez… no sea un buen amigo… en parte los comprendo… y sé que me lo merezco… pero deberían comprenderme… pero no los obligaré… no les diré nada… seguiré mi vida… aunque ellos me ignoren… no puedo hundirme ahora… y no dejare que me hundan… es duro… vivir con alguien… y no sentirlos… tal vez me equivoque… y sea yo el que no me sienta… el que se haya apartado… el que les ha defraudado…

Solo decir… que si pensáis que os defraudé… si pensáis que no fui un verdadero amigo… os comprenderé… pero…

Bueno… nada…. mejor no sigo…. saludos…

La gatita y y la kaperucita…

En mi mundo de fantasias… en mi mundo de realidades… hay personas que se introducen en tu vida poco a poco… casi ni te das cuenta… al igual tú sin querer… influencias en la vida de otras… para bueno… para malo… pero las marcas… pones tu sello… al igual que tu vas quedando marcado por otros… que van dejando sus sellos… te cuentan sus intimidades… y tu escuchas… terminas cogiendoles cariño… y agradeces el ratito que te brindan siempre que pueden… agradeces los animos cuando estas cansado… agradeces esa confianza cogida… te das cuenta que tu todavía no llevas ni la mitad del camino recorrido… y te hacen ver que no puedes estar triste… cuando ves que te han sonreido… a pesar de todo… cuando ves que te abrazan… a pesar de los problemas… por eso… me alegro de haber conocido a dos personas… (aunque no personalmente…) dos personas de las cuales he aprendido mucho… y respeto mucho… les he cogido cariño… he de confesarlo… por eso… agradezco cada palabra que me brindan… cada sanrisa/carcajada que hacen que suelte… cada noche que me acompañan… por eso… con un humilde post… os digo… a las dos… gracias por meteros en mi vida… y marcarla…

Besos a maRia y a Kaperucita Negra