Encostrado

El tiempo queda fusilado en el reloj de pared. Mi corazón encostrado en un tenso parecer. Defendiéndose del acoso tal vez. La tensión crece a más no poder. Preso otra vez, sin poder, ni querer ni ser, ni ver ni hacer. Ciego de nuevo y miles de colores por ver. Sordo a los gritos de 

Seguir leyendo…