Con ojos de cordero…

Un suspiro muere entre silencios… una mirada se pierde entre la distancia de nuestros cuerpos… un deseo se retiene en la mente… un hecho perdura vivo en mi inconsciente… los ecos mueren y resucitan en mis parpadeos… la gente se detiene y se pierde… y los pasos me hacen avanzar y desviarme de los que tuve presente… entre susurros, y noches eternas, ahora me doy por vencido en mi lucha, y cambio de piel… arranco mi pelo y dejo mi pellejo en la percha… miro a la Luna con ojos de cordero, y entrego a mi cuerpo aquello que necesita para seguir cuerdo… tengo miedo… de volver a coger esa piel y no volver a poder quitármela de nuevo… pero, siendo todo un sueño, despertar con ella ya no tiene remedio… y acepto el reto, mientras entiendo, que no todo es como creo… y ahora debo aprender a ver de nuevo… a hablar un nuevo idioma y adaptar mi cuerpo a nuevos huecos… y sobre todo a cuidar mi pellejo pues es el único que tengo.

Y los aullidos resuenan con más fuerza si cabe dentro de mi pecho… entre conflictos internos… me enfrento a uno de mis mayores retos… controlar mi mente y mis sentimientos… porque ya aprendí a ser maestro en el arte del ocultamiento… pero no en el del efecto sobre mi cuerpo… tal vez me lleve demasiado tiempo… pero… ¿acaso no lo tengo?… remedio sencillo es aquel que algunos creen pero, “menos palabras y más hechos”… yo guardo silencio… ya verás los hechos…

Por lo pronto dale tiempo al tiempo… y verás si fui malo o bueno…

Mode:
Listening: Linkin Park – Shadow of the day