Cansado

Siento seguir caminando. Estoy cansado. No importa cuándo, no puedo parar de seguir caminando. He estado, allá donde tu más has detestado. He caído, antes, en esa piedra dónde has tropezado. Y a pesar, de eso, sigo caminando.

Más allá de lo que piensas, me he desgastado. A cada paso, la experiencia no es un grado, pero te ahorra unos cuantos pasos. Miro atrás, y los veo pasando, sin manos, directos a pegarse un batacazo.

He pasado. Aquí al lado han quedado, mientras sigo caminando. Qué cansado. Tanto, que no tengo ganas de decirte tanto. He tirado palabras al suelo, antes de hablarlo. Y a pesar de eso, sigues aquí pesado. Pasado, perdido, para lo preparado. Pero… estoy demasiado cansado, como para dejar otro párrafo.

Cansado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *