Una parte de mí

Y caminas solo en esta vida. Miras a tu alrededor y es soledad tu amiga. Mala costumbre ésta de levantarse día a día. Dar más, para recibir menos, perderse entre la gente consumido. Mirar con rabia, para quedar decepcionado, y caminar solo de nuevo. Paso a paso, sin parar, ya caigas, o te sientas mal, o no hayan ganas… paso a paso, son letras que crean frases, que dejan párrafos y que se convierten en tu vida. Es una vida, perdida, entre rabias y desdenes. Me acostumbré. Descuartizado y en piezas me oculté. Este que ves, no es quien crees que es. Tras esta cara y este cuerpo hay una mente que poco a poco se siente perdida entre demencias, y gritos. Grita, y grita para escapar de esta vida. Y no encuentra salida.

Ya no estoy escribiendo. Me quedé aquí jugando con mi tren. Una parte de mí, decidió ser poeta. Ya sé que en el periódico no hay anuncios que digan “se busca poeta, buena remuneración“. No soy tonto. No necesito que me busques trabajo. Por eso dije, una parte de mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *