Don’t let de system get you down

Bajo el paso del tiempo, todos caemos del árbol y llega un momento, en que debemos, dejar pudrir nuestro cuerpo. Poco a poco, para sacar la semilla, que dejaremos como futuro y recuerdo. Cumplir años para ir perdiéndolos, de vida, a lo largo, de los días. Me encanta mi vida, ahora que vuelvo a tener las riendas del lobo solitario, que siempre ha estado enamorado, de amores imposibles que quedan en lo alto, del cielo estrellado. Dando saltos entre estrellas que se van apagando… hoy levanto en la Tierra reciclado, habiendo tardado tiempo hasta sentir limpio mi cuerpo de todo acto pasado. No me arrepiento de todo el daño provocado, porque ya, nadie va a sentirse aliviado, siendo el tiempo el que arreglará todo tu dolor pasado. Vivo olvidando y muero intentando recordar, pierdo mi pasado, para poder continuar, y mis noches terminan, escribiendo como acto de terapia para superar mi vida, y levantar al día siguiente con ánimo. Si todo esto te sirve de algo, coge lo que quieras y aplícalo en algún lado. Si crees que estoy en lo alto, colócame en la más bajo. Más incluso que donde tu estás esperando.

Vivir intentando que el sistema no me derrumbe… vivir creando, a diario, vivir soñando, y vivir mirando un lienzo en blanco, donde el pincel está en tu mano, y los colores a un palmo…

No elijas el negro, para pintar tu vida de tristeza, no elijas tu muerte sin apreciar la vida. Aprende a que en la vida desearás perderla, y cuando lo desees con todas tus fuerzas, busca algo o alguien, y si no existe, crea tu sueño… y tu entretenimiento en el tiempo que te queda… por si luego, no es lo que esperas.

24/7 SIEMPRE.

Mode: Recycled…
Listening: Mattafix – Big City life

Un comentario en “Don’t let de system get you down

  1. Todos desde pequeños caemos del árbol, pero cuando somos muy pequeños somos capaces de levantarnos sin problema y muchas veces sin ayuda de nadie. Pero a medida que pasan los años se nos olvida levantarnos, y aún con ayuda no podemos levantarnos. Nunca debemos dejar pudrir nuestro cuerpo, tenemos que dejar huella en la gente de nuestro alrededor, en nuestros hijos cuando los tengamos.
    No cumplimos años para perderlos, si no para madurar y seguir haciendo frente a la vida, para ser en cada época de nuestra vida personas diferentes, con diferentes habilidades, motivaciones, metas e ideas.
    Ningún amor es imposible. Cada amor se vive de una manera a lo mejor no es la que queremos, pero lo importante es vivirlo. Ningún amor muere, lo dejamos en otra parte de nuestra memoria.
    No vale la pena arrepentirse de nada, cuando el daño ya esta hecho no hay vuelta atrás, el pasado ya no se puede cambiar ni con mil perdones. Nunca hay que rechazar nuestro pasado, porque forma parte de nuestro presente y gracias a el somos quienes somos, y seremos quienes seremos. Hay que elegir un presente del que estemos orgullosos para formar un pasado lleno de vida y de alegrías, y cuando lo recordemos nos venga una sonrisa imborrable.
    Siempre lo que leemos y escribimos sirve para algo, si no para nosotros, para otra persona que esté sedienta de estas ideas.
    Intentamos vivir manteniendo un equilibrio interno, cuando alguien o algo nos desequilibra nos ponemos a correr. Lo interesante seria dejar que nos desequilibre para aprender cosas nuevas, no huir sino afrontarlo, aprender… Nuestra vida no deja de ser un cuadro que pintamos día a día, lo podemos pintar de muchos colores alegres y de muchos tristes. Si un día lo pintamos negro no nos debemos de preocupar, porque así cuando lo pintemos de color rosa, rojo o verde, lo valoraremos más. Pero siempre siempre, hay que vivir nuestros sueños de muchos colores y con todas nuestras fuerzas y buscar colores alegres y vivos nos cueste lo que nos cueste

Los comentarios están cerrados.