Hay que follarse a la muerte… yo me follo a la muerte…

Ahora sé que mi amor a la muerte me mantiene vivo… ahora sé que follar con ella es estar vivo, no poder escapar de su amor es lo que me mantiene preso, es mi castigo, porque no quiere llevarme consigo… yo la persigo con pensamientos suicidas pero… ella sabe lo que quiero y el mejor de los castigos es mantenerme vivo… debe de estar cansada de tantas lágrimas, de mis cambios de personalidad… de mi confusión en el mundo y de mi vida en una utopía que no es verdad… pero siempre está ahí, junto a mí, incansable, esperando a que ya no la ame para llevarme con ella… robarme la vida y engañarme con sus mentiras… ahora puedo entender que tal vez mi profesión es la de poeta y ni siquiera me había dado cuenta… no soy escritor, ni rapero, tal vez casi biólogo, pero… en el fondo un bohemio… mi mente cree poder hacer lo que quiera… artista o no… pero, vivo preso y preso me encuentro… cuando amo, amo por completo y después perderé todo lo que viste y me convertiré en un desgraciado por completo, completamente perdido y ciego de amor… seré capaz de regir mi vida por mis deseos… porque tal vez es eso lo que me mantiene vivo y no muerto, aunque la muerte acompañe siempre a mis pensamientos y a mis deseos…

En los peores momentos, los mejores textos… los mejores pensamientos… y es que la vida es yo sentado en la ventana y arropado por la noche… inmerso en mis pensamientos…

Mode: Tentando a la muerte
Listening: Violadores del Verso – Pura droga sin cortar


One Comments

  • Bonn, James Bonn lunes, 17 septiembre, 2007

    A ver, nene, sólo t falta cantar aquello de “soy novio de la muerte”.
    Ya t vale ¿no crees?

Comments are closed.