The real me

Nunca es demasiado…

Intentando, desde el 84, hasta seguir respirando. Risas, lágrimas, caídas… todo por una vida, decisiones son la misiva, aquello que te motiva, a ser cada vez más, como eres… versión a la deriva, depresivo a la vista, realista de sueños, jamás con besos, pero con tiempo, más que las agujas del reloj se clavan en mi nuca… las emociones no se controlan, la rabia, la impotencia, el grito de esa noche eterna… las risas incontroladas de no poder hacer nada… puedo ser y seré aquello que me proponga, surcar olas, y horas con horas en abierto, no dejar nunca, que nadie me hunda… ni dejar de mover mis pies, luchar, para no quedarme en la más plena oscuridad… debo escapar, correr, salir del mar, del silencio de la noche y esta oscuridad, encontrar, pisar orilla y avanzar. Tanto quedó atrás, que tu vida parecerá estática cuando volvamos a hablar… todo avanza, las personas no cambian, pero maduran, la realidad daña, y las lágrimas se aguantan. Los pasos son eco de los gritos internos que me comen por dentro, en el tiempo, en versos, y siendo, consciente de ello.

Pero, a veces cuando el mar es tan amplio, el silencio tan silencio, mis ojos no aprecian nada y se hunden en oscuridad, mis piernas dejan de nadar, mis manos se paran, y caes… un grito de rabia donde entra todo el agua hasta llenar tus pulmones y robarte el habla. No hace falta un mar, para ahogarse… esas noches donde, ya no puedes más, de igual forma te falta el aire… tu mundo se cae, y te hundes no por dejar de luchar, sino porque tus piernas se quiebran y es tu propio peso el que rompe tus piernas, tus manos al suelo acerca, y todo se vuelve igual como si tus pulmones de agua se llenaran.

Y siempre hay un mañana, donde todos los problemas son relativos y aceptas tu realidad, donde poco a poco vuelves a respirar, y te reencuentras luchando una vez más… sin saber, de donde vienen esas fuerzas que no te dejan dejarte llevar… una vez más,  es un paso para tenerte, un paso más cerca del final, y un poco más cerca del miedo a creer o no creer en la esperanza. Devuélveme la fe en la vida… en la realidad y en la creencia de que la recompensa a dejar de suspirar para por fin respirar, sea algún día mi realidad junto a tu realidad.

Mode: sushi realidad
Listening: EMINEM & Royce da 5’9 – Take From Me

Ralentizar…

Es mirar… dentro de tu corazón, sin respirar.  Viendo el mundo p(a/e)sar… mientras todo se ralentiza… todos desaparecen… y nada cobra importancia…  quedan en un segundo plano sin importancia…

Engañado, por mentes que no seducen… por personas que, a pesar de querer mostrar un disfraz… tu, ves, lo que hay, detrás… puede que sea eso, aquello que me quita el interés, por vosotros.

Pero en ese mar, es fácil ahogarse… ser una gota más… y dejarse olvidar… es complicado, mantenerse, firme, en tus convicciones… nadie es perfecto, y todos tenemos esos momentos… de debilidad… pero, uno tiene que saber qué es lo que quiere… mientras otros, a pesar, de estar cansados, de ser como son, saben, que jamás cambiarán…

Crees que sabes como soy… yo creo, que no llegaste ni a intuir, lo que fui… seré, algo, que todos recordarán… porque a pesar, de los mayores pesares, y de todo lo demás… yo, sí, sé bucear…

Mode: Ra..   len…    ti…      zar…
Listening: Linkin Park – No more Sorrow

 

Silence is golden… code, is poetry.

Right behind you by ~001011011
Right behind you by ~001011011

Todo lo que una vez fui… nunca sabrán por qué así…

Puedo sentir, más allá de las lágrimas que caen de mí. Puedo ir, tan cerca como tus latidos se escuchen en mí. Tras la reconstrucción, volveré a sentir… tras la destrucción,  volveré a perder. Todo esto que queda para dentro, que daña para fuera, y que ahoga en noches largas esperas. Como si nada tuviera sentido. Como si nada, me llamara a estar vivo. Como si allí donde busco, no encontrara nada.

El olvido es la solución. Mi daño, tu alivio… pero no puedes quitarle al que no tiene nada. Y vivo esperando. Vivo, encerrado en este cuerpo y esta mente, que incita al descontrol. Vivo, saboreando un mundo sin personas… obviando lo obvio, de su presencia, salvo… pocas, pocas que quedan.

La belleza, de perder la mirada en el azul… mientras el agua se lleva tus lágrimas… te devuelve esa paz, que necesitabas… y que ahora, más que nunca, querrás, mantener, a toda costa. Será mía, durante el tiempo…

Y no hay mejor forma de encontrar la paz… que con el silencio…

Mode: Pisadas
Listening: Muse – New Born

Pétrea eterna piedra

Se ofrece la cara, a golpes de versos que no saben a nada, de niñatos que encuentran vacío en sus letras y creen que ofrecen algo más que la nada… van, destrozando nuestra vida, y atacando a nuestra mente, ofendiendo a quienes, somos de esto, ilusión… No, no nos rendimos, tenemos más letras para combatiros, ni una palabra, y ni un kilo en mi micro, pero el silencio siempre fue mejor que hacer el ridículo… más es, encima de un escenario, cuando nada más, ves, niñatos presumiendo de lo mejor que son, que otros bobos que no valen ni para calentar salas, donde no se os escucha nada…

Las mentes se encuentran, en lugares dementes, incomprensiblemente somos como el mar, tan amplios como miedo tenemos a naufragar. Siempre, con la boca con sabor a sal, con olas que nos llegan a casi ahogar, pero pisamos fuerte bajo agua, nadamos hasta encontrar nuestro paraiso, ya sean truenos o tormentas eternas, nosotros somos, la pétrea eterna piedra con la que siempre te tropezarás.

Así caigas… nosotros seguiremos más allá de aquella mañana donde tu despertar fue tan incierto, y decidiste dejar esto… dejaré de escribir, cuando esto no sea parte de mí… cuando todos los demás caigan, yo seguiré aquí…

Mode: Pétrea eterna piedra
Listening: SFDK – Oscar domina

Viendo el pasar…

Me destruye, por dentro, me destruye. Noches, eternas entre voces de cabeza… mientras, cada día que pasa es otro día más que pesa… no hay cambio, espero al paso, mientras todo lo demás avanza… y yo me estanco, siento, como si nada se hubiera andado. Ya acabado. Y sin embargo, me siento apagado, como andando, sin saber a donde vamos, sin nadie a mi lado, pensando, en que no soy yo, sino el lobo que ha escapado, roto el espejo y tomado mi cuerpo…no hay manos, no quiero salvavidas lanzados, ya estoy ahogado y con los pulmones llenos de barro. Parece no tener fin, el querer y querer subir, y sentir, como del pie tiran hacia abajo de ti… no soy yo, es que no sé por qué no dejo de desistir. Tanta rabia a veces dentro de mí, tanta esperanza en boca de muchos y tanto que debo demostrar… son sólo palabras, pero siento el peso de tantos sobre mi espalda, que tan sólo quiero despertar, tan lejos de mí y ver el horizonte del mar, estar a orillas y escapar de alta mar, las olas que te alejan de la arena, y el silencio que en noches te ahoga más que toda el agua que te rodea.

Mi propio terapeuta, de letras para no sucumbir a mi cabeza, mi propio remedio ante la lucha eterna, mi silencio en noches que se escapa cuando el mundo calla… todos duermen mientras tú aún ni siquiera te acercas a la cama, tan cansado, como años esperando dejar escapar todo esto que retengo y olvidar… son tantos, que siento como cada vez aguanto menos, y a la vez, están más enredados con mi cuerpo… los llevo por dentro, como masas aisladas dentro de mi cuerpo, llevo sus pesos, mientras poco a poco me quedo sin espacio para mi propio interno… no entiendo, que sentido llevo, y la dirección que toman mis hechos, pero sí soy, el peso, de decisiones que proceso, van más allá del futuro e implemento a pesar de miles de impedimentos…

Camino entre el cambio, siendo la parte constante de todos… a pequeños pasos, que de lejos sigo caminando, sigo moviendome pero tan despacio que los demás parecen nacer y morir mientras yo sigo avanzando, desaparecen y aparecen, y todavía yo no he terminado… y lo peor… es que todavía me queda tanto…

Mode: Insomne
Listening: Eminem – Going Through Changes

Papiel

Desde lejos… escribo versos… te escribo, por mi cuerpo, me encierro, en una botella de cristal y me tiro al mar… desde el tiempo, que tardo en llegar, mi tiempo es tan eterno, que vuelvo a despertar, para volver a empezar…

Y miles de botellas, en este mar, con tan poca agua… miles de granos de palabras conformando un suelo que llega hasta donde tú estás… podría gritar, tan fuerte, que me haría escuchar… tan fuerte o más, que un aullido a la Luna, cuando está… este lobo, tiene su rutina ya, de esperarte hasta caer esperándote…

Y los sueños ni siquiera se llegan a asomar… porque mis sueños, serían una realidad, si al despertar, eres tú, y no otra mañana más, la que me hace levantar…

Mode: Lienzo escrito
Listening: Coldplay – Don’t Panic