Saria

Recuerdo, recuerdo…..
Ella es quien me dio ese instrumento como s?mbolo de nuestra amistad, se entristeci? mucho al verme partir.
Extra?a criatura, quien inquieto por un momento las notas de la lluvia, su rostro es muy hermoso, no pertenece a la raza humana.
Tienen la facultad de nunca crecer, no mas de lo debido, su casa se encuentra en el bosque perdido, muy lejos de mis aposentos.

Los lobos paseaban inquietos y las sombras sacud?an la mente al ritmo de las nubes, ella permanec?a quieta, estupefacta al ver aquel dulce y tierno humano, volar por los cielos dejando estela de fuego, igual al f?nix.

Tengo la sensaci?n de ternura que emite su ser, quer?a estar solo con ella, quer?a decirle que es muy bella, igual a las hadas, me fascina el sonido que emite su silencio, es crucial, es fant?stico, apacible como las olas del mar, y agradable como el canto de los p?jaros al despertar..

Quer?a explorar toda su mente todas sus palabras que no eran mas que unas cuantas, pero suficiente era la comunicaci?n que emit?an sus ojos.
Solo me dijo que no se acordaba de mi, que intentaba pero no pod?a, simplemente me alegro verla y saber que ha logrado vivir.

Quiero sentir de nuevo su presencia, solo para asegurarme que el caballero de negro no la haya lastimado, debo ver de nuevo su rostro, es hermoso, quiero y si puedo tocar sus labios, tal vez un beso muy suave, quiero conocerla mas…

Has nacido y se que eres tu, aquella, el guardi?n del bosque, se que eres tu, solo que no soy igual, soy humano, no puedo estar contigo, no puedo estar a tu lado, debo seguir caminando.
Estar? encargado de tu seguridad, eres la futura reina, eres princesa, sangre azul, soy yo, el que emiti? el rayo en el bosque aquel d?a, soy el que viste en tus sue?os y no temas por que he venido a rescatarte.

Soy yo…..el chico sin magia, el chico sin hada………el gran sabio me ha encomendado tu seguridad debo protegerte, soy yo…..mi nombre es………

yo soy nadie nadie soy

Quiz?s nunca fui nada y simplemente pareci? un caprichio,
Apetecible para algunos, inmundo y cruel para otros, de que me sirvi? no nacer, no existir, ser nadie, estar como escucha para ocultar el dolor de no ser o?do, de morir solo d?a a d?a de irse en cada paso en cada ruina, de pensar que sonre?r es ser feliz, que tener una linda sonrisa, un lindo cuerpo me har? mas presentable lo que nunca fui.
Nadie se cans? de querer, nadie se cans? de estar ah? solo y muerto, nadie disfrut? morirse y caminar por los senderos que construyeron todos, para el beneficio propio, sin olvidar a nadie para hacer feliz a todos sus pr?ximos.
Caminar, caminar, caminar, hasta llegar a explotar en una lluvia que invade senderos y me deja abandonado en ?l para s? y la nada para el otro.

?Qui?n es?

Era temprano cuando abri? los ojos, apenas el sol iluminaba el cielo. Hab?a hecho fresco por la noche y al asomarse a la ventana comprob? que hab?a llovido. Se lav? la cara con un poco de agua fr?a. Mir? su reflejo en un espejo suci?, vio a una mejer joven con el pelo oscuro y unos ojos verdes indescifrables, con una marca en la frente. Comi? un trozo de pan que le hab?a sobrado de la cena. Prepar? su mochila y sali? a la calle. ?Qu? le deparar?a ese d?a? Se cubri? la cabeza con la capucha y comenz? a andar. Sus pies apenas se hund?an en el barro provocado por la lluvia, parec?a que volaba a ras del suelo. Compr? algo de comida en los primeros puestos del mercado y sigui? su camino hacia las afueras. Su ?nica compa??a era un enorme perro negro que no se separaba de ella.

Un hombre que acaba de cruzar el r?o con una peque?a balsa vio acercarse a una ni?a de unos diez a?os acompa?ada de un enorme perro negro.
-Buenos d?as, se?or -dijo la muchacha.
-Buenos d?as, peque?a. ?No es un poco pronto para salir sola de la ciudad? Podr?as encontraros con ladrones y otros personajes semejantes.
-No voy sola, Lox viene conmigo.?Podr?a llevarme al otro lado? Le dar? unas monedas y un trozo de queso.
-Pues… Lo siento peque?a, pero tengo prisa. Otro d?a ser?.
-S?, otro d?a ser?.

Cuando volvi? la vista no vio a una ni?a peque?a, si no a una mujer joven. ?Pero…?Qui?n es?? Un segundo despu?s hab?a desaparecido.

Libre…

Hac?a fr?o y era de noche. Estaba caminando sola por una gran avenida de una ciudad desconocida para m?. Era demasiado grande, para mi gusto, sucia y ruidosa; aunque ahora estaba tranquila, como muerta.
Iba andando tranquila, no ten?a prisa por llegar a ning?n sitio. Jugaba con las luces de las altas farolas y con los peque?os charcos de la lluvia que hab?a ca?do a media tarde. ?Volver?a a llover? Ojal?, me gusta sentir el tacto de las gotas de la lluvia desliz?ndose sobre mi piel cuando mi ropa ya est? demasiado empapada.
Como equipaje llevaba una mochila con algo de ropa, un libro y algo de m?sica. No ten?a un lugar a donde ir. No ten?a que llegar a ning?n sitio que no quisiera.

Era Libre.

Pod?a sentir esa Libertad en cada poro de mi piel. Hac?a unos d?as hab?a dejado atr?s todo lo que conoc?a para emprender una nueva aventura, una nueva vida. Una nueva vida empeza desde cero, una nueva vida en la que entrar?a quien yo quisiera…

Ser?a Yo, y no otra persona moldeada al gusto de una familia o de unos amigos. Era Libre de actuar sin que nadie me reprochara lo que hac?a. Era Libre de correr, saltar, re?r, bailar, cantar… hacer lo que quisiera. Libre.

Era Libre y no iba a dejar que esa Libertad se me escapara entre los dedos.

Frio y lluvia

Noche fría… noche que llora…
Estuvimos a solas…
Y los besos nos llevaron lejos…

No importa la gente…
No importa la lluvia…
Todo era insignificante…
Nada me importaba más que ella…

La noche fue fugaz…
Rápida… pero aliviadora…
Mis ojos la vieron…
Mis manos agarraron con fuerza sus manos…
y mis labios… mis labios la besaron…
La besaron hasta que nos fuimos lejos…
Tan lejos que luego nos costo mucho volver…

Hacia frío… pero mis brazos la rodeaban…
Sentía como su cabeza se apoyaba en mi hombro…
Como salían suspiros…
Como su mano acariciaba mi pecho…
Y sus ojos… esos ojos que me hablaban…

Quería desaparecer…
Así que la besé…

No desaparecimos nosotros…
Pero…
Hicimos desaparecer al mundo entero…
Con un simple beso…

Llueve…

Me acerco a la ventana…
Y miro como las gotas caen…
Como se forman los charcos…
Como la fria brisa eriza los pelos de mis brazos…

Pienso…
Mientras miro el cielo gris…

Como dolido…
Siento como si llorase…
Como si quisiera lavar la tierra con sus lagrimas…

Es cuando deseo salir…
Salir y dejar que esa lluvia lave mi mente…
Y la deje vacia…
Quisiera salir ahi fuera y mojarme…
Mirar arriba con los brazos extendidos…
Y cerrar los ojos…

Pero no… sigo aqui…
Perdiendo el tiempo…
Pensando…
Embobado…