Welcome to the Life in Hell

El camino no se hace al andar, se hace al llorar y luchar. Dispuesto a la deshidratación… las fuerzas no hacen mención de honor. Soy yo, tarde o temprano, el que ha de caer. Pero los versos, son de pena, y la mentalidad de guerrero se encuentra en debacle. El tiempo lento, ante, el pensamiento, que queda, perpetuo… no ofrece opción al miedo. No existe la debilidad, ni opción al agotamiento. No hay otro camino que erguir la mirada, mientras vuelves a levantar. Y no son mas que tus manos las que te sostienen contra el suelo, no son más que tus rodillas las que se clavan de depresión. Debo estar muriendo, en vida. Pero ¿no es acaso, eso, la vida? Una triste agonía, endulzada por momentos de felicidad…

Y te paras a pensar, si, no es, que estás hecho ya a lo peor… que ya nada te desquicia hasta el punto de la necesidad. Que estás hecho a la supervivencia, y que sobrevivir es lo tuyo. Que los momentos de flaqueza, surgen para tirar de mí… y aún con lágrimas en ojos, el caminar no se detiene, por nadie, ni por nada. La capacidad para mantener tu mentalidad, humillantemente inerte, te hace llegar a la pregunta, de si es, o no es normal, dejar de sentir con el paso del tiempo.

Necesito romperme… llegar al momento de saturación máxima y emerger como un producto de reacción. Y como tal, he de preparar mi nuevo paso, preparar mi mente y mi cuerpo para encontrarlo… y, por tanto, encontrarme.

Mode: Hell inside…
Listening: Linkin Park – Shado of the day

Creencias realistas

¿Qué vida hay después de la propia vida? Tal vez mis creencias realistas me hagan llegar a un vacío aterrador. Un lugar donde no encontraré a los pocos seres queridos que quisiera encontrar, un lugar donde no habrá castigo por mi vida, ni sufrimiento atemporal por mi suicidio. Tal vez, el mayor error posible mío, puede que sea este. Me alegraré si llego a equivocarme. Estaré preparado para lo peor. Pero el sólo hecho de pensar en el propio vacío, es suficiente para, sea lo que fuere, encontrar una solución y seguir adelante. Eso es lo que creo que he hecho desde el principio, pero no es así. La realidad es que he  malformado un mundo separado de la propia realidad donde yo, soy mi principal impedimento. Y aún sabiéndolo, necesito un apoyo para disfrutar de pleno mi vida. Camino ausente en mi espacio tiempo, manteniendo  muchas relaciones superficiales, y apenas alguien llega más allá de mi piel. Estoy cubierto de miedos, inútiles que intento ahogar y tragarlos para dar un paso más. Pero todo paso se hace duro, cuando es un paso propio. Como aprender a caminar sin apoyos… y el único amigo es el suelo.

¿Tanto te odias como para hacerte eso a ti mismo? Pero no es odio a mí mismo. Es ausencia de personas cercanas a mí en quien intentar hacer sonreír. La impotencia es algo que va de la mano de soledad. La paciencia llega a ser una virtud que se atraganta con la impotencia y te llevan a buscar refugio en soledad. Pero yo soy otro junto a ti… mejor dicho, yo soy yo, junto a ti. Y bajo esta personalidad electrónica donde llego a rascar tan hondo que me duele leerme, es porque aquí no tengo a nadie con quien actuar. Es porque me encuentro en la intimidad sin mi cara blanca pintada y mis coloretes, y mi traje con sus zapatos grandes está colgado en el armario. Es cuestión de trabajo.

Pero al igual que la lágrima cae del payaso. Yo no sólo soy éste. Sino que éste, es una parte de mí que acepto y llevo conmigo, pero no soy completo.  Por tanto, no me juzguen, y no serán juzgados.

Mode: “Con quién si no, estaría dispuesto a cruzar las puertas del infierno”
Listening: Algo

Miles de maneras de matar

Es como entender después de perder, como romper antes de caer, como ser, sin ser algo que dejó de ser. Como el tiempo que se cuenta del revés. Como los besos que cuento para darte cuando estés. Cómo el silencio que se crea entre tu y yo, cuando el tiempo nos espera hasta saciarnos una y otra vez.

Como la distancia, que mediante palabras, crea frases y textos que crean un camino hasta tu espalda, que te abrazan, mientras te tiendes en la cama. Y esa lágrima, que resbala hasta, absorberse por el camino de tu piel y que te libera de su carga.

Tras cada mañana, despertar contigo sin estar, pensando en ti sin olvidar, que no estás y que de mis sueños te vas. Que cada hora es caminar, paso a paso sin encontrar. Que cada día pasa, y es uno menos para engañar, a la mirada que no te encuentra cuando mi cuerpo se para… como distraerme mirando el cielo y pensar que tú también lo podrías estar haciendo, y buscar más.

Miles de maneras de matar, el tiempo, ante la ausencia de perderlo, viendo, qué estás haciendo. Miles de maneras de engañar a mi cerebro, ante la ausencia en el tiempo, ante la presencia de hechos que se acumulan en mis paredes, como recuerdo, de que debo ocupar mi mente con más hechos. Acumulando pensamientos vanos que ocupen mi espacio.

Mode: Matando al tiempo…
Listening: Alicia keys – Go Ahead

¿Qué hacer…?

Levantar y mirar al cielo… después la mirada caerá al suelo, doblado caminando por el mundo entero, perdido en pensamientos, pensando en la distancia que deja al mundo lleno de impotencia… y crecen versos, desde el corazón hacia la boca, que vuelvo a tragar hacia dentro… nacen lágrimas desde la distancia de estos versos a tus oídos, llenos de voces que intentan ocultar lo que yo quiero, que escuches mientras vuelvo… y es que tal vez el peso, que recae sobre mis decisiones en estos momentos, hacen mi corazón pequeño… tanto que olvido que sigo encerrado en el pozo del que creí estar saliendo, parado a mitad de camino, preguntando si merece la pena seguir subiendo… o dejarse caer de nuevo…

No es culpa de ellos… no es culpa del mundo al completo, es fácil dejar caer todo el peso sobre uno mismo y liberar al resto… por ello, no diré lo siento, porque no me arrepiento de olvidar, pero sí acepto, la culpa de encontrarme en esta situación en estos momentos… tan perdido, y tan sólo quiero, que alguien rodee mi cuerpo, mientras me hundo, y me deshidrato por completo… desarropado por completo, siempre el insomnio volverá en estos preciados momentos… donde te cuestionas qué hacer al respecto…

El silencio, en tu habitación es tu miedo, mientras paredes hunden tu cuerpo, mientras corazón deja de seguir latiendo, sintiendo como si nada tuviera sentido…

Mode: Will you tell me all the truth?
Listening: Fort Minor (& Mike Shinoda) – Remember the name

Ciclos

Tras tu tormento, una suave lágrima recorre tu mejilla y se suicida al llegar a tu barbilla… salta, y se cuela por tu escote hasta que se adentra entre tus dos divas… divisa, un viaje oscuro hacia más abajo y llega a un pequeño agujerito en medio de tu estómago… una vuelta y miro, dos vueltas y sigo… el terreno cae y se divisa el final del camino… me adentro en ti por donde salí, soy lágrima que nació y ahora vuelve a su nacimiento… Respiro y subo, atravieso tu útero y me cuelo por entre tus intestinos, hasta el píloro… estómago cree que acabará conmigo pero, el ácido no es mi mayor enemigo y sigo, cardias dirección tu esófago hacia mi destino… laringe, faringe, mucosas nasales y me abro de nuevo camino a los lacrimales, donde de nuevo empezaré mi exilio…

Llórame contigo… o bésame mientras me saboreas en tus labios, déjame acariciar tus mejillas… déjame recorrer tu pecho… déjame caer en tus adentros… y llévame contigo…

Mode: C|cLOs
Listening: Tito Juanpe – Trueselectah (Instrumental)