Quiero m?s…

Llega la noche, te sientes cansado, tan harto que lo ?nico que quieres es acostarte y dar este d?a por terminado. No has ansiado tener todo aquello por lo que siempre has luchado, te has caido y ahora gritas por algo, terminas exhausto, de intentar hacer algo que sabes que jam?s podr?s cambiarlo. No acepto que todo est? pasando, que yo camine y camine, y el mundo permaneZca avanZando al contrario, todos mirando, t? aislado, con miedo al fracaso, s?lo quiero llegar a ser algo, aunque muera luchando.

Arrastro el peso de cadenas que hacen que mi cuerpo pareZca que pesa, y que lleva la carga de su conciencia, que poco a poco me hacer dejar, hasta la eternidad arrastrar, cada veZ m?s, intentar llegar, cada vez m?s alto con m?s cosas a mi cargo… el d?a que caiga, ser? aplastado, por todo aquello que estoy soportando.

Hoy, vuelvo a empeZar, no quiero pensar, s?lo ocupar mi mente hasta caer a la noche rendido una veZ m?s. Cada veZ mi cuerpo pide m?s, masoquista sin saberlo, quiero a?n m?s del veneno que poco a poco deteriora mi cuerpo, m?s trabajo, m?s proyectos, m?s aplaZos, m?s lista de trabajo, mucho abarco y en realidad poco tengo… termino olvidando, hasta nombres de aquellos con los que trabajo, termino borrando al fin y al cabo aquello que no quiero que sea recordado, pensando en todo aquello que tendo postergado.

Versos (VIII)

Desnuda tu cuerpo ante mi,
deja que aparicie tu piel y d?jame sentir,
cierra tus ojos cuando mis labios se acerquen,
y deja que tu coraZ?n se acelere.

Vuelvo a decir…

Deja tu mente abierta, y no me cierres tus puertas,
porque no hay prisas cuando un angel te besa,
te har? sentir como el que te desea,
te muerdes tu labio inferior… dulce sabor a bomb?n.

El ?ltimo Cat?n de Matilde Asensi

Meses han pasado desde que empec? a leer este libro, al principio no s? pero no me lograba enganchar… pero era que tampoco ten?a tiempo, y unido a la poca costumbre (que ahora estoy intentando cambiar) de lectura que tengo, pues me cost? mucho leer las primeras 150 p?ginas… pero una veZ pasado ese umbral… creo que han sido dos semanas escasas… y porque no ten?a mucho tiempo libre cuando por fin me enganch? y cog? carrerilla…

Un libro impresionante con un gran trama, sobre el libro de Dante, La Divina Comedia… no s? si la historia ser? cierta, no lo de los Staurofilakes… si no lo de las peque?as coincidencia en los numeros 9 y 7… pero me gusta lo de hacer pensar al personal en cuanto a las 7 pruebas del Purgatorio. Increible jejeje….

Un gran libro… aunque duro de leer para m?.

Ahora llevo unas p?ginas de La Quinta Monta?a de Paulo Coehlo, por ahora no me va gustando, estoy un poco saturado de tantos dioses

Un saludo a un amigo.

A?n recuerdo frases en mi cabeZa de personas… personas que se han cruZado en mi vida, y que para bien o para mal me han marcado o han dejado clavada una frase en mi cabeZa…

A?n recuerdo aquellas palabras que me dec?a un gran amigo m?o, “T? seguro que eres de los que luego se comen un cocata inmenso en casa, ?seguro que no quieres?” aunque pareZca mentira, esta frase es aquella en la que su cara se puso frente de la m?a y mir?ndome a los ojos, con un gran bocata en las manos, me dijo “?Quieres?”, y yo, como era mi costumbre, rechac? a dar un bocado tremendo a ese bocata, lo cual me apaetec?a mucho, pero yo siempre he sido delicado a la hora de comer, y de chico ten?a muchas tonter?as en la cabeZa sobre la comida (y todav?a, pero ahora menos)… aunque pareZca mentira, no era la frase lo que me dej? paraliZado, sino fue su cara… realmente me preguntaba por qu? era as?… por qu? estaba tan loco, o por qu? le gustaba desafiar las reglas… por qu? siempre me protegi?, y me trat? como un hermano m?s… jam?s podr? saber lo que hab?a en su cabeZa… y no s? si mas bien era un valiente… o simplemente un cobarde que no estaba preparado para vivir en este mundo que se empe?aba a llevarle la contrar?a…

Jam?s pens? que pasara lo que pas?, y jam?s pens? que desde aquel momento mi vida cambiar?a poco a poco, hasta verme afectado, de alguna manera, por aquel suceso… primero me invadieron las l?grimas, luego la indiferencia seguido del olvido, luego el miedo, que a?n tengo y que desafi? una veZ en una frustrada visita porque no recordaba donde ?l se encontraba… y finalmente aceptaci?n… pero nunca olvidar?a… y aunque fuese por aquella frase, un poco tonta, recuerdo su cara… uno de los pocos recuerdos que me empe?o en no olvidar…

Hasta hoy, mi vida ha cambiado mucho, y ya no soy qui?n era antes, apenas consigo mantenter unas pocas amistades, y realmente me cuesta mucho a veces enfrentarme a este mundo… aunque yo creo que soy m?s valiente que Andr?s, ese era su nombre, porque al contrario que ?l, cuando me vi s?lo, opt? por no mirar atr?s y olvidar a aquellos que me abandonaron para continuar… no opt? por el camino f?cil aunque siempre duro, de tomarme dos botes de pastillas y desaparecer, hasta que las pastillas hicieran efecto, como hiZo ?l… y qui?n iba a pensar que eso afectara tanto a un ni?o… hace mucho tiempo de esto, o eso creo, pero la mente no olvida… y ese hecho me hiZo pensar ?por qu? lo hiZo? ?cobarde o valiente? ?Cobarde por no enfrentarse a la vida y abandonar a aquellas personas que aunque no te lo digan piensan en t?… o valiente por decidir que no quer?a m?s estar aqu?, y quiso desaparecer para siempre, y lo hiZo?

No s?… pero realmente me gusta recordarle, porque para m? siempre estuvo ah?… fue mi tercer hermano… y cuando un hermano se te va… se lleva parte de tu coraZ?n… ?l se lo llev?, provocando una evidente mella en el m?o… adem?s de llevarse parte de mi alegr?a. A los buenos amigos nunca se les olvida… y yo jam?s lo olvidar? a ?l.