Palpitar

Y entre el respirar, a veces cuesta, hasta el aire entrar. Intentar vivir, latir entre latir, y sentir. Pero los pasos, son, pasos dados, las huellas parte del asfalto y aunque venga ahora la arena a borrarse, no se puede olvidar… por mucho que el agua del mar, se lleve las lágrimas. Uno sólo es uno, que sabe que se equivoca. Pero todos tenemos boca, cosa que muchos, no encuentran en su espejo. Lo complicado es volver a levantar… levantar y no sólo levantar, sino arrancar a caminar. Con el peso a espaldas, con las bolsas del insomnio, o las preocupaciones del mañana. Porque eso, eso sí que cansa…

Querer explotar y no hacerlo. Tragar tanta rabia, que hasta mal te sientas… pero que aún así, cada mañana, es con ganas y más ganas llegas, al acabar la semana. Y el cuerpo se agota. Y la vida se acorta. Y te dejas caer, para ver que entre sueño y sueño, despierto, y sigo en otro sueño. Tan real como tocar puedo. Tan vivo y tan lleno de vida, que, es el tiempo, el que ahora llora. Porque el suelo piso, y piso tan fuerte que si lloro al hacerlo, no puedes ni saber, lo que es uno, capaz de luchar. Tan hondo que el agua llena de sal se atrapa, tan fuerte que todo tiembla… que no puedes evitar… ni evitarás.

Cada día es un paso, cada paso un respirar, y cada respirar es latir un día más….

Mode:  Start
Listening:  Francisco Cespedes – Vida Loca

Un comentario en “Palpitar

Los comentarios están cerrados.