Cuéntamelo

Una opción más,
no hay marcha atrás,
ante la pasividad.

Dos actos, incontrolados
obstruidos ante actos apáticos
siendo armarios inertes plantados.

Tres, versos, tres,
repetidos con estrés,
entre espacios sin interés,
soy yo, del revés.

Cuatro quedó roto,
un día que caminábamos,
antes de hablar algo.
Todo roto en pedazos,
rezagado en mis pasos,
odiando lo destinado.

Cinco miraba riéndose del cuatro
incluso con presente destrozado,
nadando en tierra de nadie, abandonado.
Como cuando todo empezó,
odiando mi ser aquí postrado.

Seis versos contados,
en voz baja
incluso con labios cerrados,
seis versos, tirados.

Siete es el acto de buena suerte,
indemne de gritos
este resiste dentro de los latidos.
Tiene el placer de sentirlo,
en el calor de mi olvido.

Ocho octavos son menos que ocho,
como cuando jugábamos,
hacia aquel pasado sin daño
obviando lo obvio enseñado.

Nueve es nuevo como el año,
uniendo el final,
entre versos que nunca
ven su eterno final
en este periodo vocacional.

Y no necesitas más…

Mode: Contando…
Listening: Linkin Park – I bleed it Out