Dejar de luchar…

La diferencia entre estar vivo y no estarlo, es dejar de luchar… dejarse llevar, y no querer seguir adelante… preguntarse para qué continuar y no encontrar respuestas… sólo un vacío tan grande que te asusta y te hace no moverte… y por tanto, morir. No es un suicidio propiamente dicho… es un acto involuntario, tu mente toma el control de tu cuerpo, y tu cuerpo se deja tomar, y te vas… te vas porque te dejas caer poco a poco hasta que el agua te cubre por completo… o te tomas tantas pastillas para dormir, que no te importa tomarte el bote, y que tus sueños ya sean eternos, y sea la mañana la que les traiga la noticia. Otras, no podrías, por el simple hecho de ser activas… pero te persiguen, te deprimen, y te acosan en sueños que tornan a pesadillas, y en pensamientos que paran tu vida.

Después lo verás como una estupidez pero a veces no puedes ver más allá de tu presente, y por tanto, no puedes darte cuenta que no es el fin del mundo. Te sientes atrapado, y por alguna extraña razón, que sólo encuentras en el presente y no en el futuro, quieres irte, y no te importa irte, y deseas que el autobús se estrelle, que el avión se caiga, que el coche choque, que te pille un coche, que el ascensor se caiga desde el piso más alto, pero… resulta que cuanto peor estás y menos ganas tienes de seguir levantándote cada día, menos probabilidad de que te vayas hay… sólo en el caso de que todo vuelva a lo que quieres tener, en el caso de desear levantarte un día más por las mañanas, y verla, desear querer estar vivo, entonces, y solo entonces tienes muchas más probabilidades de irte… y que se te joda todo… es ley de un tal Murphy. Por eso tal vez sea tan negativo… por miedo a perder lo que pueda llegar a tener algún día. Y no pierdo las esperanzas… pierdo la ilusión y las fuerzas, pero aún así… sigo creyendo en el amor, y que algún día volveré a reír y que tal vez ahora todo sea muy negro, pero mañana todo sea de otro color. Y si no… siempre hay tiempo para dejar de vivir.

La muerte me aterra, aunque parezca para mí liberadora… la muerte me aterra, porque no quiero irme con este mal sabor de boca de la vida, no quiero irme antes de conocer todo lo bueno que puede ofrecerme la vida… y por eso, aún sigo por aquí aguantando muchas cosas que no tendría por qué…

Mode: No sé
Escuchando: Nada

5 comentarios en “Dejar de luchar…

  1. Esos pocos renegados que sin querer abren los ojos y ya jamás pueden volver a cerrarlos. Intentan olvidar lo que vieron, desean cegarse de nuevo, volver a la fila.

    Atrapados, en algun lugar en su interior, que de toda lógica escapa.Pero no van a poder regresar,que ironia, pretenden engañarse a si mismos?

    Les queda entonces seguir a la fila, preguntarse por que los otros no ven. Descubrir
    que no saben nada, asombrarse, y redundar con las mismas preguntas una y otra vez.

    A gritos intentan que los de la hilera se enteren, no saben para que quieren
    convencerlos, pero no pueden dejar de intentarlo, les asusta la soledad, necesitan a alguien.
    Que no veis lo que hay aqui?!! que os pasa?!! Os odio, estais cegados!!
    Pero ellos siguen ahi, fieles a su tétrica formación.

    Hay que seguir intentándolo,siguen buscando entre la morgue a sus iguales, alguien que pueda “ver”.
    Los encuentran pero se dan cuenta que siguen estando solos.

    Son muy pocos, comparten su asombro, intercambian sus visiones, se miran a los ojos con miradas de complicidad sabiendo que vieron algo especial, diferente,algo que los atrae, asusta, distrae, deprime, autodestruyéndose sin más.

    Se acercan y alejan continuamente intentando olvidar y entender a la vez. Desterrados, se agrupan alrrededor del “resto” simulando ser uno más. Pero cuan sabio es su “yo” q tarde o temprano les recuerda q no lo pueden engañar.Terminan sacandose los ojos, para que ese cancer al que llaman “razón” no los siga torturando.

    La estúpida fila de ciegos, alrrededor de la cual se apagan las más brillantes estrellas. Lamentable
    espectaculo de luces perdidas buscando ojos sellados a los que alumbrar.

    No vas a tener la suerte de poder morir, a lo sumo, vas a dejar de vivir. Los conecptos limitan, distorsionan,imprescindibles para salir, demasiado molestos para seguir.

    Con tanta luz y tantas piedras en la senda que había al lado …

  2. Sorprendente!

    Creo que yo habría escrito algo muy muy parecido tiempo atrás. De hecho, más de la mitad de tu texto se parece mucho a mi forma de ver las cosas en su día. Hasta en la manera de expresarte.

    Una reflexión muy acertada. Una conclusión magnífica.

    Saludos!

  3. HOLA! Que profundooo… yo tambien me aterra la idea de irme sin haber disfutado.. cosas q todavía deseooo…
    Quiero tanto vivir!!

    Creee en el AMOURR siemrpe esta en el aireeee.. es lo q da fuerza para seguir adelantee , vivimos estamos por este, Siemrpe dicenn convierte la oscuridad en LUZ!
    Vivir como si hoy fuera el ultimo día!!!

    Que harias si te quedarían siete días?

    habla un pco sobre estooo… te invito a q lo leas en mi blog.
    VIVIR DEPENDE DE NOSOTROS!! hay peronas q ya estan muertas en vida No te parece?
    cada uno tiene la elección , Se peude ser libreee, disfrutar ,creer..vivir..todo esta en uno mismo y la actitud.

    Un saludo!

  4. me siento tan bien sabiendo q no soi la unika q se siente asi … bueno no se si bien de echo igual me deprime el echo de sentir q ahii mas personas q se encuentran en el desconsierto q estoy yo quisiera porder entender que hago aqui por que … de que me sirve servirle a los demas… vivo por ellos y lucho por ellos… y me siento mejor asi pero aun no llega mi felicidad la espero… descanso en el pensar q llegara… descanso pensado que sirvo para los demas…

    gracias de verdad

  5. Yo.. me siento así des de hace mucho tiempo y quiero hacer algo para solucionar todo esto pero.. no puedo, he abandonado mi voluntad, mis ganas y mis ilusiones… y ahora soy como una especie de cuerpo sin alma y sin corazón, como un zombie.

    Este vacío se está apoderando de mí, y no quiero, no quiero…

Los comentarios están cerrados.