Odio

Te odio… es decirlo… y sentirlo…
te odio corazón, por torturar mis sentidos…
te odio cabeza, por martirizar mi vida…
os odio por hacer divertida mi vida…
te odio mirada, por mirar mi alma y llorar cada mañana…
te odio soledad, obligada…
te odio amistad, por abandonarme cuando más te necesitaba…
te odio cuerpo, por tener que aceptarte ante el espejo…
te odio insomnio, por obligarme a la locura…
os odio mujeres, por jamás saber ver un abrazo…
me odio por no tener límites…
me odio por tener que olvidar momentos de mi vida…
odio a Dios por no existir…
odio mi mentalidad tan realista…
odio a los dragones, la magia y lo sobrenatural… por ser mentiras…
odio mi cobardía ante el suicidio…
odio mi absoluta certeza de la nada después de la muerte…
odio al miedo a vivir sin haber aprovechado hasta las milésimas el tiempo…
odio la ignoracia…
te odio hasta sentir sangre en mi puño en tu mirada…
te odio a tí, ser insigne y despreciable que olvidas…
me odio a mí… tanto que las lágrimas vuelven a salir…
odio que lágrimas sean sangre negra…
y que manchen mis pisadas de una negra estela de agua.

Odiar…

Mode: Cierra puño y camina…
Escuchando: Blu Cantrell – I can’t believe

6 comentarios en “Odio

  1. ahh esos son puras estupideces para mi el odio no existe yo no odio a nadiee!!! yo soii feliz cn mii viida no soy estricta ni nada por el estiloo yo amoo

Los comentarios están cerrados.