La Mar…

Inmenso mar donde sólo lo visitaba para olvidar mis penas, y juntar con ella mis lágrimas que ya nadie pedía. Inmenso mar que esta vez me zambullí de lleno en tí y me acurruqué en tu seno… me ahogué en agua… salada… pero respiré, y ví ante mis ojos, un mundo que sólo había visto en imágenes… la realidad una vez más, supera cualquier imaginación sobre cómo es ir bajo el mar.

Calma… olvidar todo aquello que te preocupaba… escuchar el mar… ir al acantilado y ver las nubes… ver el agua… tan clara, tan en calma… bucear… sólo eras tú, tu respiración y la mar… tus 6 compañeros y la “profe”…

Cuatro inmersiones fueron… buceando… dos de ellas desde barco (no barco grande, sino lancha grande), el primer intento de supervivencia… los demás perfectos… un gran fin de semana… y lo mejor… es que no he hecho nada que tuviera que ver con la semana santa…

Ahora toca estudiar… saludos a todos, bienvenidos a la rutina.

Mode: Pez
Escuchando: Los solfamidas, de los Simpsoms, creo…