Aullando…

Despierto con los labios secos… mis ojos hinchados no dejan verme en el espejo…Y es que tienen miedo a que este se asuste por ver tal nivel de parecido a un zombi, el que tengo… Anoche caí rendido… una semana sin respiro, y necesitaba eso… respirar… y ahora quiero más. Quiero dormir y olvidar… siento que mi cuerpo está desprotegido lejos de las sabanas que me arropaban… ahora me siento extraño… como si no tuviera piel, y estuviera expuesto a todo aquel que quisiera hacerme daño…

Ni tan siquiera cercano, ha sido poder soñar algo, pues mi mente quedaba totalmente en blanco… apenas sentía que habia cerrado… los ojos, cuando ya me había despertado y marchado… y desde el primer segundo hablando… gritando, y preguntando, si tan siquiera mover los labios… algo tan extraño, como que me he sentido solo durante todo el rato. La soledad me ha acompañado, y aunque estaban deber y sonrisa falsa, que me han ocultado… he estado apartado, evitando, contacto con todo aquello que me hiciera pensar lo contrario.

Un lobo acecha la Luna… y cuando está llena aulla, con todas sus fuerZas para que cuando la vea, le cuente que la echa de menos… tanto, que parece que está llorando… y que las lágrimas se convierten en aullidos que vuelan hasta ser recogidos por la que le está escuchando… si tan sólo pudiera pensar que todo es algo soñado… algo que me dijera, que algún día seré despertado por sus labios… pero aullo por algo, porque me he dado cuenta, que la Luna me está escuchando… y me ha susurrado, que no estoy soñando… pero sí llorando.

Tal veZ me encierre tanto, que se sosprendan al saber algo que no se esperaban de este chaval raro… pero es algo que no me importa tanto… es algo que es difícil remediar cuando sientes que la amistad sólo llena dos dedos de tu mano, si acaso, y uno está casi amputado… y el otro lo han golpeado… pero aún los mimas porque son los únicos que no te han fallado.

Y piensas si es mejor seguir aullando… o seguir soportandote, y engañandote, para creer que todo el que te rodea, es tu dedo, y en condiciones perfectas, se encuentran… cuando te das cuenta, que se autoamputan cuando no te necesitan, y vuelven cuando necesitan una mano de acogida… y tú, mientras tanto, te das cuenta que no vale la pena seguir engañandote, y te amputas los braZos… aunque guardas esos dedos masacrados, que siempre contigo han estado…

Mientras… seguiré aullando, hasta que algún día la Luna no me visite, porque se ha cansado… para entonces, mis aullidos se habrán derramado y fundido con el suelo… y el latido de mi coraZón se habrá apagado… aunque seguiría errante, caminando como lobo solitario…

Escuchando: Ja Rule – Always on time ft. Ashanti
Mode: Lobo aullando

Un comentario en “Aullando…

Los comentarios están cerrados.